Alarmante aumento de infecciones respiratorias en la Comunitat Valenciana

En un preocupante informe del Boletín del Sistema de Vigilancia de Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) de la Comunitat Valenciana, se revela un marcado incremento en las infecciones por COVID-19, gripe y virus respiratorio sincitial (VRS) durante la semana 51, del 18 al 24 de diciembre.

Los datos muestran un aumento alarmante en la incidencia de estas enfermedades, siendo la infección por COVID-19 la que lidera este aumento con un 83% más de casos, alcanzando los 247,3 por cada 100,000 habitantes, en comparación con los 135,1 de la semana previa. La gripe ha registrado un incremento del 183,47%, situándose en 142,3 casos frente a los 50,2 de la semana anterior, mientras que el virus respiratorio sincitial (VRS) ha crecido un 25,1%, llegando a los 192,8 casos desde los 154,1 casos.

Esta tendencia al alza ha elevado la incidencia total de Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) a 1.329,5 casos, un 19,08% más que el informe anterior, casi duplicando la tasa nacional que se ubica en 523,4 casos. El grupo más afectado es el de 0 a 4 años con una incidencia de 4.975,3 casos, seguido por el grupo de 5 a 14 años con alrededor de 2.000 casos.

Además, se ha detectado un incremento del 23,84% en las infecciones respiratorias graves hospitalarias, alcanzando los 21,3 casos frente a los 17,2 de la semana previa, dos puntos por encima de la media nacional.

Los datos demográficos muestran que la edad media de los afectados por COVID-19 es de 77 años, con un 7,3% de ingresos en UCI y un 4,9% de letalidad. En el caso de la gripe, la edad media se sitúa en 71 años, con un 11,1% de ingresos en UCI y una letalidad del 11,1%. Para el VRS, la edad media es de un año, con un 7,1% de ingresos en UCI y una letalidad del 7,1%.

Estos datos revelan una situación preocupante en el aumento de las infecciones respiratorias en la región, con un incremento significativo en casos y hospitalizaciones, lo que resalta la importancia de mantener medidas preventivas para contener la propagación de estas enfermedades.