Alicante apuesta por la salud pública

La Concejalía de Educación presentará este martes un ambicioso plan para abordar los trastornos adictivos en Alicante. Este plan, que abarcará desde el 2024 al 2027, tiene como objetivo coordinar los recursos disponibles para prevenir conductas adictivas en la población.

Se destinarán 330.000 euros del presupuesto municipal, con la posibilidad de sumar más fondos a través de subvenciones y financiamiento externo. Esto refleja un compromiso serio por parte del Ayuntamiento en la lucha contra problemas relacionados con el consumo de drogas, el juego, las tecnologías y el uso inapropiado de medicamentos.

El enfoque se centra en establecer una estrategia coordinada entre programas municipales de prevención, fomentar la participación social e impulsar la Unidad de Prevención de Conductas Adictivas, avalada por la Dirección General de Salud Pública y Adicciones.

El plan identifica dianas prioritarias de intervención: alcohol, tabaco, drogas, apuestas, tecnología y narcóticos. Con acciones específicas para cada uno, se busca sensibilizar a la población, especialmente a los jóvenes, y promover un uso más consciente y saludable en estos ámbitos.

Se hará énfasis en intervenciones escolares para prevenir el inicio del consumo de tabaco, alcohol, cannabis y apuestas entre los jóvenes. También se implementarán programas de sensibilización sobre el uso adecuado de tecnologías digitales y se abordará, por primera vez, el consumo de medicamentos narcotizantes por parte de menores.

El plan no solo se enfoca en la prevención, sino también en la reinserción de personas con adicciones y en la formación de voluntariado. Las metas incluyen establecer una coordinación efectiva entre los recursos disponibles, sensibilizar a la población, desarrollar programas de prevención comunitarios y reducir los riesgos asociados con estas conductas.

Estas estrategias no solo se aplicarán en entornos escolares, sino también en el ámbito familiar y comunitario, mostrando un enfoque integral y colaborativo para abordar estos desafíos. Este plan representa un compromiso sólido del Ayuntamiento de Alicante para construir una ciudad más informada y saludable.