Cierre temporal de la estación del TRAM de Luceros

La estación del TRAM de Luceros, punto neurálgico del transporte en Alicante, será cerrada del 22 de enero al 21 de febrero debido a trabajos de mejora en sus instalaciones. Este cierre, programado para un mes, tiene como objetivo la instalación de un nuevo escape ferroviario que permitirá agilizar las maniobras de los trenes en la terminal.

Las obras, valoradas en 1,6 millones de euros, implican la unión de dos desvíos para mejorar las operaciones de entrada y salida de los vehículos en la estación de Luceros. Esto impactará en las líneas 1, 2, 3 y 4 del TRAM, las cuales tendrán su origen y destino en la estación de Mercado durante el período de cierre de Luceros.

Fuentes de Ferrocarrils de la Generalitat (FGV) han señalado que esta intervención busca mejorar la regularidad del servicio al reducir posibles incidencias que puedan afectar el conjunto de trenes y tranvías en circulación.

Actualmente, la estación de Luceros opera con solo dos vías, ambas cruciales para mantener las frecuencias establecidas. La vía 1 es la única habilitada para la salida de vehículos, mientras que la otra se utiliza para maniobras, lo que obliga a ajustes continuos para organizar el material móvil correspondiente a cada línea y dejar las vías libres para la salida.

Además de la unión de desvíos, los trabajos incluyen mejoras en enclavamientos, agujas y sistemas de señalización y seguridad. Aunque estas acciones no están vinculadas a la expansión futura del trazado hacia la estación intermodal, se han acelerado para evitar afectar la temporada alta turística en la ciudad.

Se espera que la estación de Mercado Central se convierta en la principal parada del centro de Alicante durante este período, acogiendo todas las líneas del transporte metropolitano de la ciudad.

Es importante mencionar que, si bien estas obras mejorarán las maniobras, no contribuirán a aumentar la frecuencia de trenes, una demanda significativa entre los usuarios del TRAM. Para ello, se necesitaría incrementar el número de vehículos disponibles, un proceso en curso que no verá sus resultados hasta 2025 con la puesta en marcha de nuevas unidades en proceso de fabricación.