Detenido un hombre en un control de alcoholemia por una requisitoria judicial y por tráfico de drogas

La Guardia Civil ha detenido a un vecino de Ribarroja que estaba siendo buscado por un juzgado de Valencia. Además, los agentes en el interior del vehiculó que utilizaba el delincuente, hallaron 24,400 kilogramos de metanfetamina, por lo que se le imputó un delito contra la salud pública por tráfico de drogas. El Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de Ibi ha decretado su puesta en libertad con la imposición de medidas cautelares.

El 15 de noviembre, durante un control de alcoholemia y drogas realizado por patrullas del Destacamento de Tráfico de Alcoy en la CV-8152, ubicado en el término municipal de Castalla, se detuvo a un vehículo que circulaba por esa vía.

Tras comprobar la documentación del conductor, se pudo comprobar que sobre el mismo pesaba una orden de búsqueda y detención procedente de un juzgado de Valencia.

Inmediatamente, agentes del Puesto de la Guardia Civil de Castalla se desplazaron al lugar para encargarse de las actuaciones restantes. Durante la inspección del vehículo, se encontraron dieciséis bolsas con pastillas entre el equipaje. Tras un análisis y pesaje posterior, se determinó que se trataba de 24,40 kilogramos de metanfetamina, la cual fue incautada. Además, el vehículo utilizado fue intervenido.

En el lugar de los hechos, se procedió a la detención del conductor por la orden judicial y por su implicación en un delito contra la salud pública relacionado con el tráfico de drogas. El individuo detenido, un vecino de 45 años de Ribarroja (Valencia) con numerosos antecedentes, incluido tráfico de drogas, fue puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Ibi. Finalmente, quedó en libertad con la imposición de medidas cautelares.