El ayuntamiento acomete la reparación de averías aisladas en las calderas de centros educativos de la ciudad

El ascensor del colegio Voramar ya ha sido reparado por la empresa de mantenimiento, sin que el Ayuntamiento haya sido avisado por la dirección del problema existente.

El Ayuntamiento de Alicante trabaja en la reparación de las averías surgidas en las calderas de colegios públicos de la ciudad, en el marco de su labor de mantenimiento de centros educativos. La concejalía de Infraestructuras ha remitido a la empresa de mantenimiento, como es habitual, la orden de reparación de todas las calderas afectadas de las que tiene conocimiento el Consistorio y se trabaja en su puesta en funcionamiento a la mayor brevedad posible, siguiendo el procedimiento establecido. De hecho, dos de las averías de calderas, registradas ayer, ya han sido reparadas. Se trata de las de los colegios Cañada del Fenollar y Rabassa.

La concejala de Educación, Mari Carmen de España, explica que “ya se está procediendo a la reparación de todas las averías detectadas”. Añade que “el Ayuntamiento de Alicante, a través de la Concejalía de Infraestructuras, trabaja de forma constante en el mantenimiento de todos los centros educativos de la ciudad en los que, como es normal por su uso intensivo y diario, surgen averías con cierta frecuencia, algunas de mayor calado que otras”.

De España señala que “estas averías puntuales, como todas y cada una de las que surgen en los centros educativos de la ciudad, nos preocupan y nos ocupan y por eso estamos trabajando para solucionarlas con la mayor celeridad posible”. Y añade que “lamentamos que los grupos de oposición de la izquierda, que han estado ocho años en el gobierno del Botànic sin construir ni un solo centro educativo, intenten generar alarma social por casos aislados en cuya reparación ya estamos trabajando”.

Ascensor del colegio Voramar

Por otro lado, el ascensor del colegio público Voramar, que ha estado inhabilitado unos días, se encuentra ya totalmente operativo, después de que esta mañana la empresa de mantenimiento haya acabado las obras de reparación del mismo que comenzaron el lunes. En este sentido, De España explica que la dirección del centro “no ha notificado en ningún momento al Ayuntamiento la avería, sino que lo puso en conocimiento de la empresa de mantenimiento del ascensor”. Operarios de la empresa fueron el lunes en el colegio para proceder a la reparación y comprobaron que se había acumulado una gran cantidad de agua en el foso y que había que sustituir alguna pieza. Explicó a la dirección del centro que no podrían acabarse los trabajos hasta que no se secase por completo el agua acumulada y se pidiesen las piezas necesarias. Informó de que la reparación completa tendría lugar el jueves, es decir, hoy. La operación ha concluido esta mañana, lo que ha permitido recuperar la operatividad del ascensor al cien por cien.