El Ayuntamiento de Alicante aprueba el proyecto de Soterramiento de contenedores en el centro tradicional

El Servicio de Limpieza Viaria y Gestión de Residuos del Ayuntamiento de Alicante ha dado un paso significativo hacia la mejora del entorno urbano con la aprobación del proyecto de soterramiento de contenedores de superficie en el Centro Tradicional.

La iniciativa, que se llevará a cabo en la zona A1 de la Fase I, abarcará las calles Alberola Romero, Ingeniero Lafarga y María Josefa Ágreda y Muñoz. Este proyecto tiene como objetivo primordial reducir las molestias a los residentes y minimizar el impacto visual en áreas altamente transitadas y turísticas de la ciudad.

Con un presupuesto estimado de 463.565,27 euros y un plazo de ejecución de tres meses, se pretende no solo soterrar los contenedores, sino también renovar el pavimento de estos espacios peatonales, utilizando materiales de piedra natural ‘coto ocre’, similares a los empleados en la Explanada, para mantener la estética y nivelar la superficie con las zonas de ocio.

El concejal de Limpieza Viaria y Gestión de Residuos, Manuel Villar, destacó la importancia de este proyecto dentro del Plan Director, destinado al soterramiento de 27 islas de contenedores en el Centro Tradicional y el Casco Antiguo. Villar enfatizó que esta acción no solo mejorará el entorno urbano, sino que también facilitará la separación de residuos con la instalación de 24 bocas o buzones en superficie para diferentes tipos de desechos, como resto, envases, papel y orgánicos.

El plan incluye la disposición estratégica de contenedores según la frecuencia de recogida de cada fracción, lo que permitirá una gestión más eficiente de los residuos. Además, se asegurará que la capacidad de contenerización soterrada sea equivalente a la actual en superficie.

Este proyecto se inscribe dentro de un ambicioso plan de expansión que pretende instalar 67 islas de contenedores soterrados en el área del Raval Roig, el barrio de Santa Cruz en el Casco Antiguo y la prolongación del frente litoral, abarcando una parte importante del Centro Tradicional.

El estudio técnico realizado para este proyecto considera aspectos cruciales como la ubicación, número y capacidad de los contenedores, así como los sistemas de carga más apropiados. Se espera que esta iniciativa no solo mejore el aspecto de las calles, sino que también fomente una mayor conciencia ciudadana sobre la separación adecuada de residuos.

El compromiso del Ayuntamiento de Alicante con la mejora ambiental y la calidad de vida de sus residentes se refleja en esta importante acción, que busca modernizar la gestión de residuos de la ciudad y seguir avanzando hacia un entorno más sostenible.