El Consejo Escolar de San Vicente inicia esta semana una nueva etapa con un equipo representativo de la comunidad educativa

El Ayuntamiento ha celebrado la primera reunión del nuevo Consejo Escolar de San Vicente del Raspeig, que ha quedado constituido esta semana con equipo de trabajo renovado. El alcalde,Pachi Pascual, ha presidido la sesión celebrada en el salón de plenos acompañado por una treintena de representantes de la comunidad educativa y por el concejal de Educación, Santiago Agulló, y el edil de Cultura, Óscar Lillo.

Agulló ha celebrado “que de nuevo entre en funcionamiento un órgano consultivo comprometido con la apertura de un proceso de participación democrática y diálogo para trabajar en temas tan relevantes como la programación y control de la enseñanza de nivel no universitario por parte de la comunidad local”.

El titular de Educación ha explicado que en la reunión inicial se aprobaron las solicitudes de uso de espacios para actividades extraescolares. También se informó sobre el comienzo de la Unidad de Prevención Comunitaria de Conductas Adictivas (UPPCA), tras más de un año inactiva, de la situación de absentismo escolar en la localidad, de las jornadas de sensibilización contra la trata sexual programadas y de los últimos avances en en la gestión de los proyectos educativos comprometidos por la Generalitat Valenciana a través del Plan Edificant.

Desde el Consejo Escolar se podrá trabajar en adelante en materias como construcción y renovación de centros docentes y unidades escolares o asuntos tales como la educación especial, la escolarización de alumnos con especial dificultad social, actividades complementarias y extraescolares, enseñanzas no regladas y prevención y control del absentismo escolar. 

Entre sus funciones está elaborar informes anuales sobre la situación del sistema educativo en San Vicente y sobre las necesidades de mantenimiento y reparación de los centros públicos, publicitar la oferta educativa y promocionar actividades educativas que favorezcan la inserción social,  especialmente entre la población con carencias sociales, educativas o económicas.

Este órgano tiene entre sus cometidos, además, trasladar propuestas de distribución y gestión de los recursos del Ayuntamiento en materia educativa o convenios y acuerdos para mejorar la prestación del servicio educativo en el municipio y participar en la constitución de patronatos o institutos municipales de educación. Otra de las posibles labores es recabar información que ataña a la educación en el ámbito municipal, especialmente sobre el rendimiento escolar.

Forman parte de la Comisión Educativa padres y madres del alumnado, profesores y personal administrativo y de servicios, un director representativo de los centros de Educación Infantil y Primaria y otro de los institutos de enseñanza Secundaria, un titular que represente a los centros privados y concertados, un representante de la Escuela Oficial de Idiomas, el Centro de Formación de Formación de Personas Adultas y el Conservatorio de música y danza, dos inspectores de educación y representantes de la Federación de Asociaciones de Vecinos, las organizaciones sindicales más representativas y las escuelas infantiles del municipio. Participan, además, técnicos de los servicios sociales y de la Concejalía de Educación.