El IVF aprueba diez nuevas operaciones de financiación para ‘start-ups’ de la Comunitat Valenciana por un importe conjunto superior a los 1,4 millones de euros

Por cada euro aportado por el IVF a estas operaciones las empresas han recibido otros dos euros de financiación privada adicional.

El Institut Valencià de Finances (IVF) ha aprobado diez nuevas operaciones de financiación que tienen como beneficiarias a startups de la Comunitat Valenciana, a las que ha concedido en conjunto recursos por más de 1,4 millones de euros.

Estas operaciones se acogen a la Línea de Préstamos Participativos en coinversión con inversores privados que ofrece el IVF para empresas de nueva creación, producto financiero que se caracteriza por aunar financiación pública y financiación adicional privada, con lo que los recursos aportados por el IVF generan un efecto tractor hacía proyectos innovadores valencianos.

En concreto, a los más de 1,4 millones aportados por el IVF se han sumado cerca de 3,4 millones de financiación adicional, por lo que el importe total de la financiación que han recibido estos proyectos asciende a 4,8 millones de euros. Esto significa que, por cada euro aportado por el IVF a estas operaciones, las empresas han recibido otros dos euros de financiación privada adicional.

El director general del IVF, Enrique Montes, ha destacado la “excelente” acogida de este producto financiero, “que tiene como finalidad atender las necesidades de financiación de las empresas, especialmente las de base innovadora, en sus fases más iniciales, cuando más dificultades tienen para acceder al crédito a través de las entidades tradicionales, precisamente por no contar con suficiente trayectoria que avale su proyecto”.

“Además, hemos conseguido contar con un producto financiero que aúna recursos públicos con financiación privada aportada por otros inversores, de modo que la entrada del IVF en estas operaciones se convierte en tractor que facilita que estas empresas accedan a mayores recursos. Esta línea de financiación es un excelente ejemplo de las positivas sinergias derivadas de la colaboración público-privada”, ha añadido Montes.

El IVF pone en el mercado esta línea de financiación a través de intermediarios financieros seleccionados que actúan como colaboradores. En este caso, las nuevas operaciones aprobadas han sido presentadas por Lánzame, Demium, CEEI Castellón y BigBan.

Cabe destacar el papel del Institut Valencià de Finances como instrumento que acompaña a las empresas en las distintas fases por las que atraviesan. De hecho, de las diez nuevas operaciones ahora aprobadas, seis de ellas tienen como beneficiarias a empresas que desarrollan proyectos que ya han contado en fases anteriores con financiación IVF a través de esta misma línea de préstamos participativos.