El Pleno de Alicante se une para solicitar la tramitación urgente de la variante de Torrellano

Los grupos políticos respaldarán en el próximo pleno pedir al Gobierno una vía administrativa que reduzca los plazos entre tres y cuatro años , rechazando la solución provisional de ADIF de electrificar las vías.

Los grupos municipales que componen el Pleno del Ayuntamiento de Alicante (PP, PSOE, Vox, Compromís y EU-Podem) tienen previsto presentar una declaración institucional conjunta en el Pleno del próximo jueves para solicitar al Gobierno la tramitación urgente de la variante de Torrellano.

El objetivo es que la variante de Torrellano, con su trazado interior, se pueda ejecutar lo antes posible y acortar entre tres y cuatro años los plazos previstos dejándolos en seis-siete años. Con este fin el Ayuntamiento de Alicante elaborará un informe dirigido a la Secretaria de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Transportes en el que se solicite y justifique su tramitación urgente en base a la importancia socioeconómica del Corredor Mediterráneo incluido en la Red Transeuropea de Transportes.

El Pleno del Ayuntamiento de Alicante “defiende y respalda la ejecución de la variante de Torrellano como alternativa única para la conexión del Puerto con el Corredor Mediterráneo, la conexión férrea del aeropuerto con la capital, la mejora de la conexión ferroviaria por Cercanías con el Sur de la provincia y Murcia, y la eliminación de las vías del frente litoral”, según recoge la declaración institucional.

Además, el Ayuntamiento reitera su rechazo a la ejecución por parte de ADIF de una solución “provisional” con la electrificación y modificación de ancho de vía de la línea del frente litoral, al estimar que “es innecesaria y gravosa frente a la ejecución por vía de urgencia en la variante de Torrellano”.

Si el Ministerio de Transportes acepta esta solicitud de tramitación urgente se conseguiría reducir los plazos de la variante de Torrellano y mejorarían los servicios de Cercanías de la línea C1 Alicante-Murcia, al reducir en unos 20 minutos los tiempos actuales y al poder incrementar las frecuencias ya que la ejecución de la variante está prevista en vía doble.

Además, permitiría ejecutar este tramo correspondiente al Corredor Mediterráneo prácticamente en un plazo similar al previsto con la electrificación y cambio de ancho de las vías del litoral Es decir, se garantizaría la prontitud en la ejecución de unas obras tan importantes para el sector logístico y se ahorraría en la dotación de recursos públicos en una obra considerada como provisional por ADIF.

Antecedentes

Tras años de retraso, el pasado mes de mayo el Ministerio de Transportes sometió a Información Pública el “Estudio Informativo Complementario del Proyecto de Remodelación de la Red Arterial Ferroviaria de Alicante. Variante de Torrellano” que, tras una rectificación del propio Ministerio durante el periodo de alegaciones, finalmente apostaba por el trazado por el interior de la Variante de Torrellano. De esta forma se liberaría a la ciudad del trazado del ferrocarril por la costa evitando los persistentes problemas de ruido, inseguridad y efecto barrera, entre otros para los vecinos de Alicante en general y de San Gabriel en particular.

Sin embargo, y puesto que el plazo ordinario de ejecución de esta variante de Torrellano se estima en unos diez años, con objeto de dar continuidad al Corredor Mediterráneo, desde ADIF se propone, provisionalmente, y hasta que la variante de Torrellano esté finalizada, la electrificación y cambio de ancho de las vías de la costa a fin de que pueda materializarse la continuidad del Corredor Mediterráneo en un plazo de unos cinco años, explica la declaración.

Si se materializa esta solución planteada por ADIF se corre el riesgo de que, una vez se haya conectado el Corredor Mediterráneo incluida la conexión con el aeropuerto, las obras provisionales se perpetúen con el perjuicio que ello conllevaría. Además, se habrían destinado recursos públicos a una obra provisional.