El PP lleva al Pleno su rechazo al pacto de Sánchez con los independentistas “en perjuicio de Alicante”

El grupo popular presenta una declaración institucional contra el acuerdo de investidura “que otorga privilegios económicos, fiscales y legales” a los secesionistas catalanes a cambio de su apoyo a la investidura.

El grupo popular en el Ayuntamiento de Alicante llevará al Pleno ordinario del próximo día 30 una declaración institucional en contra de “los privilegios económicos” a Cataluña como resultado del pacto de investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno alcanzado entre el PSOE y los partidos independentistas “en perjuicio de Alicante”.

El texto de la iniciativa popular, firmado por la portavoz del grupo Mari Carmen de España, plantea el rechazo del Pleno de Alicante al citado acuerdo “por los privilegios económicos, fiscales y legales que les otorga a los partidos independentistas catalanes con el único objetivo personal de conseguir sus votos para que le vuelvan a investir Presidente del Gobierno en detrimento del resto de españoles y alicantinos”.

Asimismo, la declaración institucional emplaza a la corporación municipal a sumarse a la denuncia formulada por la Asociación de Inspectores de Hacienda del Estado, puesto que el pacto de investidura “no tiene amparo constitucional, rompería el sistema actual de financiación y generaría desigualdad entre las comunidades autónomas”. Y al mismo tiempo, exige al Gobierno central de Sánchez “el volumen de inversiones acorde con el peso específico que tiene Alicante y su provincia, y que deje de marginarla como estos últimos años”, en los que ha ocupado el último lugar en inversiones de los Presupuestos Generales del Estado entre las 52 demarcaciones del país.

El grupo popular considera “inadmisible” el acuerdo de investidura entre el PSOE y los partidos independentistas, cuyos dirigentes “cometieron diversos delitos muy graves, en detrimento y perjuicio del resto de los españoles”. Y añade que con este pacto ya firmado “les concede todas y cada una de las peticiones que solicitaban los independentistas, rompiendo así con el principio de solidaridad, genera una desigualdad entre los españoles y vulnera el derecho a la igualdad ante la ley recogido en el artículo 14 de la Constitución”.

“No podemos aceptar un trato distinto entre ciudadanos que deben ser iguales, ni ventajas económicas a medida, que suponen una discriminación a las demás regiones y todo por un fin estrictamente personal de Pedro Sánchez, que en nada mejora las condiciones económicas del país ni las favorece”, añade la iniciativa de los populares. “Por el contrario”, continúa, “en Alicante seguimos pendientes de la conexión ferroviaria de la ciudad con el aeropuerto, la variante de Torrellano, el tercer carril A-70 entre Alicante y Elche, la mejora de la A-31 entre Villena y Alicante, el paso inferior de la rotonda de la Universidad de Alicante, una alta velocidad entre Alicante y Valencia, el tren de la costa, la mejora del eje ferroviario Alicante-Elche-Murcia, el Corredor Mediterráneo, el Muelle 19 del Puerto de Alicante y así podríamos seguir de manera interminable”.

Déficit de inversiones en la provincia de 4.000 millones de euros

La declaración institucional recalca que la falta de inversión en infraestructuras de transporte en la provincia de Alicante durante los últimos 15 años ha generado un déficit inversor acumulado de unos 4.000 millones de euros, “con lo que se han enquistado los problemas de movilidad de viajeros y mercancías que lastran la competitividad de la Provincia. Pero nada de esto parece importarle a Pedro Sánchez”.

“El acuerdo de amnistía y condonación de parte de la deuda autonómica catalana es un pacto que dinamita el poder judicial, institucionaliza la impunidad del poder político ante la malversación y el uso partidista de los mecanismos del Estado y además envía una peligrosa señal a inversores y ahorradores”, prosigue el texto firmado por De España. “Si todo esto no fuese poco, Junts per Catalunya ha propuesto -y el PSOE ha aceptado- como condición para apoyar la investidura de Pedro Sánchez que se ceda el 100% de los impuestos a Cataluña, lo que significaría, de facto, la independencia económica de la región”, agrega.

Y concluye que “si los alicantinos pagamos nuestros impuestos y somos los que menos recibimos, la 52ª de 52 provincias, con este pacto indigno y discriminatorio pasaremos a estar aún más castigados que nadie por Pedro Sánchez”.