El president de la Generalitat, Carlos Mazón, apuesta por la generosidad y la creación de riqueza para la Comunitat Valenciana en los Premios Jaume I 2023

Afirma que la Comunitat Valenciana reúne “condiciones, recursos y personas únicas” para estar entre las regiones más competitivas de Europa.

El president de la Generalitat, Carlos Mazón, ha señalado que la Comunitat Valenciana está dispuesta a ser “referencia de generosidad, sensatez y de creación de riqueza” para contribuir al desarrollo del conjunto de España.

Así lo ha manifestado el jefe del Consell durante su intervención en la ceremonia de entrega de los Premios Jaume I, que ha sido presidida por Su Majestad el Rey, Felipe VI, en la que ha abogado por trasladar a la ciudadanía y al entorno internacional más cercano “un mensaje de serenidad, de sentido institucional y de altura de Estado”.

“No se trata de llegar más lejos -ha añadido- sino de garantizar que el destino es mejor” y para ello ha insistido en que “no debe haber territorios que queden rezagados”. Según ha explicado, “la prosperidad de la Comunitat Valenciana nunca será completa si no es la prosperidad de Murcia, de Andalucía, de Castilla-La Mancha, de Aragón y Cataluña” y ha reiterado que “no vale la pena ganar si no se traduce en un futuro más justo y más equitativo”.

Por ello, ha mostrado el compromiso de la Comunitat Valenciana por mantener “la serenidad y el diálogo” y ha insistido en que “nunca renunciaremos a esa visión del desarrollo común”.

Carlos Mazón ha defendido la búsqueda de “puntos de unión” para ser “más fuertes” y ha asegurado que “España es un proyecto común en el que caminar unidos es imprescindible”. Asimismo, se ha referido a la unidad que representa la figura de Su Majestad el Rey, “símbolo de estabilidad que siempre encontrará entre los valencianos el más sentido afecto y la más sincera de las gratitudes”.

Apuesta por el conocimiento y la innovación

El jefe del Consell ha asegurado que la Comunitat Valenciana reúne “condiciones, recursos y personas únicas para estar entre las regiones más competitivas de Europa”, debido al carácter “emprendedor y abierto” de los valencianos y a su inquietud por “buscar más allá, por colaborar con otros, para comerciar y cruzar mares y romper barreras”.

Asimismo, ha señalado la apuesta por el conocimiento y la innovación como “eje transversal de la estrategia de futuro” para cualquier territorio que quiera “competir por el liderazgo económico y social”, por lo que ha destacado la necesidad de impulsar el liderazgo de “quienes aportan el conocimiento”.

Agentes del cambio

El president también ha recordado la figura del profesor Santiago Grisolía, su brillante trayectoria y su compromiso por la sociedad, así como su contribución al reconocimiento de quienes dedican su vida a mejorar la sociedad a través de la creación de los premios Jaume I. 

Del mismo modo, ha destacado la generosidad de los galardonados con estos premios, a quienes ha calificado de “agentes del cambio”, dada su contribución a la toma de decisiones de los poderes públicos “mejor informadas y más ponderadas”.

En referencia a las diferentes modalidades premiadas, Carlos Mazón ha señalado la conexión entre el medio ambiente, la salud, la economía y la igualdad, y ha mostrado su apuesta por el desarrollo de nuevas tecnologías médicas para mejorar la atención sanitaria, así como por la generación de nuevas energías, para luchar contra el cambio climático y “frenar su incidencia sobre la salud, la economía y la igualdad”.

Premiados 2023

El premio en la modalidad de Investigación Básica ha sido para Antonio Echavarren Pablos, catedrático de Química Orgánica por la Universidad Autónoma de Madrid, profesor investigador del CSIC y Group Leader en el Institut Català d’Investigació Química (ICIQ), por sus aportaciones a la química orgánica, especialmente centradas en la catálisis, que han permitido aumentar la eficiencia de las reacciones químicas para producir medicinas y otros nuevos materiales.

En cuanto a la categoría de Economía, ha obtenido el galardón Olympia Bover Hidiroglu, doctorada en Economía por la London School of Economics e investigadora asociada del Institute for Fiscal Studies Research Fellow del CEPR y fellow de la European Economic Association (EEA), que desempeña su labor como directora del Departamento de Análisis Estructural y Estudios Microeconómicos, por su trabajo en el campo de la microeconomía aplicada, donde ha llevado a cabo importantes estudios empíricos sobre los mercados de trabajo y de la vivienda y sobre el comportamiento de los hogares. 

En Investigación Médica el galardón ha sido otorgado a Guillermina López-Bendito, doctora en Neurociencias, profesora de investigación y directora del Departamento de Neurobiología del Desarrollo del Instituto de Neurociencias de Alicante, por su estudio de los procesos que subyacen a la formación de las conexiones neuronales, donde demuestra que son fundamentales para una función cerebral normal. Su investigación tiene como aspiración a largo plazo reparar conexiones neuronales defectuosas en pacientes con defectos sensoriales como la ceguera.

El Premio Rei Jaume I a la Protección del Medio Ambiente ha recaído en Carlota Escutia Dotti, doctora en Ciencias del Mar e investigadora científica en el Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra (IACT)-Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), por sus contribuciones pioneras en la comprensión de las condiciones ambientales cambiantes en los mantos de hielos antárticos, el océano austral y la biota y su impacto en el sistema climático global. 

En la categoría de Nuevas Tecnologías, el galardón ha recaído en Daniel Maspoch Comamala, licenciado en Ciencias Químicas por la Universitat de Girona (UdG) y doctor en Ciencia de Materiales por la Universitat Autónoma de Barcelona, por sus logros en la administración de fármacos para el tratamiento de enfermedades como la diabetes, la esclerosis múltiple y la distrofia muscular; el desarrollo de tecnología de microencapsulación biodegradable, además de su dedicación a la formación de personal investigador y atracción de talento.

Finalmente, el Premio Jaume I en la modalidad de Emprendimiento ha sido para Alfonso Jiménez Rodríguez-Vila, presidente de Cascajares, empresa dedicada al sector de la agroalimentación, con diversas líneas de acción, desde la cría de animales hasta la hostelería o la elaboración de productos de marca blanca.