Igualdad gestiona ayudas directas a víctimas de violencia contra la mujer por un importe de más de 1,9 millones de euros

La Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Servicios Sociales, Igualdad y Vivienda, a través del Comisionado para la Lucha contra la Violencia sobre la Mujer, ha gestionado, durante 2023, ayudas directas destinadas a mujeres víctimas de violencia de género por valor de 1,9 millones de euros. 

Así lo ha explicado la secretaria autonómica de Igualdad y Diversidad, Asunción Quinzá, quien ha indicado que se trata de programas de inversión que están dirigidos a mujeres que han sufrido violencia, a los menores y al entorno familiar, “que son víctimas y a los que tenemos la obligación de ayudar y proteger mediante políticas y acciones públicas concretas”.  

En este sentido, Asunción Quinzá ha considerado “esencial” actuar en diferentes ámbitos y ha puesto de relieve “la importancia de las medidas de apoyo económico a las víctimas que carezcan de recursos y que necesitan cubrir sus necesidades más urgentes por encontrase en una situación de emergencia”. 

Por ello, ha destacado que su departamento ha tramitado y autorizado ayudas sociales, previstas la ley orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, por valor de 279.360 euros. Se trata de ayudas directas destinadas a mujeres víctimas de violencia de género que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica y que cumplen con los requisitos previstos en la ley. 

Asimismo, la secretaria autonómica ha subrayado que a ello se suman 981.602 euros procedentes del Fondo de emergencias contra la violencia sobre la mujer de la Generalitat, cuya finalidad es atender las necesidades más urgentes de las víctimas en los ámbitos de la alimentación, el alojamiento o el transporte, entre otros.

Por otra parte, la responsable de Igualdad ha incidido en la importancia que revisten los casos de violencia que terminan con la vida de las mujeres o las incapacitan y ha asegurado que cuando esto sucede “es totalmente indispensable” prestar ayuda a los hijos e hijas y al entorno familiar de las víctimas “porque muchas veces dependen económicamente de ellas y quedan en una situación de desprotección absoluta”. 

Al respecto, ha añadido que “como administración no podemos dejar de prestar apoyo a los hijos e hijas de las mujeres que han sido asesinadas, es una obligación que, aunque no repara el daño tan enorme causado, les ayuda a salir adelante”. 

Por ello, Quinzá ha señalado que, a través de su departamento, el Consell ha destinado, en 2023, un total de 675.000 euros para indemnizar a los descendientes de mujeres víctimas de violencia de género. En este sentido, la secretaria autonómica ha remarcado que “somos la comunidad con la indemnización más alta de España, en caso de muerte por violencia contra la mujer, con 75.000 euros a cada uno de los descendientes”. 

Estas ayudas, que proceden del Fondo de indemnización por muerte, gran invalidez o incapacidad permanente que tiene habilitado la Generalitat, “son una medida de apoyo para que el entorno de la víctima reconstruir su vida tras un suceso tan desafortunado”, según ha explicado la secretaria autonómica.  

Por último, la responsable de Igualdad ha defendido la necesidad de adoptar “medidas de acción positiva para hacer reales y efectivos los derechos de las víctimas” y ha asegurado que “ese es el objetivo con el que se trabaja cada día desde la Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Servicios Sociales, Igualdad y Vivienda”.