José Antonio Rovira: “Se acabó la política del amiguismo ideológico en la construcción de colegios”

El conseller de Educación, Universidades y Empleo, José Antonio Rovira, ha afirmado este jueves que “el amiguismo ideológico en la construcción de colegios se ha acabado”. 

Rovira se ha pronunciado así durante una intervención en el pleno de Les Corts. El conseller ha señalado que la política de Educación es examinar “las necesidades educativas de cada municipio como línea básica y estratégica”.

El titular de Educación ha señalado que la Conselleria “debe tener un conocimiento real del estado de las infraestructuras para poder dar una respuesta territorial homogénea a las necesidades educativas”. “Esto supone medir, recopilar y ordenar la información del estado actual de los centros educativos para aplicar procesos de mejora continua”, ha añadido. 

Rovira ha subrayado que ser “eficientes” es una obligación “y más si vemos los antecedentes del Gobierno del Botànic”. “La eficiencia a la que nos obliga la gestión pública debe consistir en invertir el presupuesto disponible de la forma más diligente, en base a las necesidades de cada momento, sin dilapidar los fondos públicos y con la mayor coherencia”, ha indicado. 

Así, el conseller ha explicado que Educación va a realizar “una labor de divulgación y transparencia sobre lo que se invierte, por qué se invierte y dónde se invierte, haciendo partícipe a la ciudadanía de los indicadores más representativos analizados para estas decisiones”.

“Una transparencia que queda muy lejos de la gestión de la izquierda en el Plan Edificant entre 2018 y 2023, cuando de un total de 1.639 millones de euros presupuestados solo ejecutaron 377 millones, un 23 %. Compromís y PSPV nos embaucaron con los presupuestos destinados al Edificant, cuando realmente después no ejecutaron ni una cuarta parte”, ha criticado el conseller. 

Rovira ha recordado que el Botànic utilizó dinero de Edificant para otras cuestiones que nada tenían que ver con los centros educativos, como la compra del edificio de Correos de Valencia. Asimismo, ha criticado “las prisas de Raquel Tamarit en los últimos días como consellera, cuando firmó, estando en funciones, delegaciones de obras en 12 municipios por un importe de 65,5 millones de euros, razón por la que se ha abierto un expediente de lesividad. “Algunos ayuntamientos llevaban reclamando actuaciones desde 2018. A Compromís y PSPV entonces no les parecieron urgentes, pero cinco años después sí”.

Conservación y mantenimiento

El conseller ha indicado, asimismo, que Educación pondrá también atención a la conservación y el mantenimiento de los centros educativos. “Vamos a establecer los límites, mecanismos y procedimientos que deben llevarse a cabo en los centros educativos para minimizar los costes de reparación”. 

Rovira ha indicado, por último, que marcará una política de mayor control que asegure la correcta inversión de los fondos públicos, basado en un Plan Director, donde se evalúen los pliegos tipo de licitación de servicios y obras, los criterios de funcionamiento de las oficinas de supervisión, los precios de construcción máximos para uso y metros cuadrados (revisión de los módulos y su aplicación), entre otras cuestiones.