La Generalitat activa el protocolo de ayuda a las personas sin por las bajas temperaturas

La Conselleria de Servicios Sociales coordina la campaña con la colaboración de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta ante Emergencias.

La Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Servicios Sociales, Igualdad y Vivienda ha activado un protocolo de coordinación con los ayuntamientos y entidades sociales y con la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta ante Emergencias para garantizar la mejor atención a las personas sin hogar ante las bajas temperaturas e inclemencias meteorológicas que se están registrando estos días en la Comunitat Valenciana.

El director general de Inclusión y Cooperación al Desarrollo, Pedro Carceller, ha explicado que el protocolo ya se ha remitido, como novedad, a los ayuntamientos de municipios de la Comunitat Valenciana con más de 25.000 habitantes y a las entidades del tercer sector que trabajan con las personas más vulnerables, “informándoles de su contenido y solicitando su colaboración para garantizar la atención de las necesidades básicas de las personas sin hogar, con la finalidad de ampliar y mejorar la red de atención”.

Según ha destacado el director general, la finalidad es “trabajar juntos y apostar por la coordinación” para proporcionar una atención integral a aquellas personas que, por circunstancias diversas, no acceden a los recursos estables disponibles para este colectivo y que “ninguna persona sin hogar de la Comunitat Valenciana se quede sin recibir la atención y acompañamiento necesarios”.

En este sentido, el protocolo tiene en cuenta tanto los recursos propios de los que dispone la Generalitat como algunos de los recursos municipales que se podrían utilizar de forma urgente en los días en que las temperaturas sean más bajas.

Principales medidas

El protocolo propone, por primera vez, que cada ayuntamiento cuente con un dispositivo de acogida, atención e información a las personas sin hogar, que será responsable de supervisar si alguna de estas personas está durmiendo en la calle y no dispone de información sobre los recursos municipales y de las entidades existentes que pueden acogerlos durante la noche.

En el ámbito de la iniciativa social, se respalda la labor desarrollada por las entidades que cuentan con programas de acogida, alojamiento y manutención y que ya están trabajando con estas personas para que continúen haciendo esta tarea en coordinación con los responsables públicos de su ámbito territorial.

En concreto, en los días de más frío, desde la Vicepresidencia Segunda se insta a los municipios, que son quienes tienen la competencia en la atención inmediata, a habilitar espacios que puedan ser utilizados como albergue de baja exigencia o como lugar habitacional, con espacios de higiene personal, así como la instalación de servicios de lavandería.  

Asimismo, se recomienda suministrar mantas y material de abrigo para aquellas personas que pernocten en la calle y proporcionar bebida caliente y comida.

Censos de personas sin hogar

Para la elaboración de las medidas contempladas en este protocolo, Pedro Carceller ha señalado que se han tenido en cuenta los datos recogidos en los censos de personas sin hogar que se realizaron el pasado mes de noviembre en la Comunitat Valenciana, coordinados desde la Dirección General de Inclusión y Cooperación al Desarrollo, para “cuantificar tanto el número de personas que se encuentran en la calle como aquellas otras que pernoctan en centros de alojamiento”.

La constitución de un censo de personas sin hogar permite conocer las principales características sociodemográficas, edad, sexo y origen de las personas localizadas y analizar sus condiciones de vida relacionadas con las causas y procesos de pérdida del hogar, relaciones sociales, nivel formativo, actividad, utilización de servicios y prestaciones públicas y estado de salud.