La Policía Nacional detiene a dos personas como responsables de un entramado de falsificación de ITV a vehículos alemanes

Los detenidos  cobraban a sus clientes entre 300 y 370 euros según el caso por falsificar las ITV alemanas.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos personas, un varón y una mujer, en la pedanía ilicitana de Torrellano por la presunta comisión de los delitos de falsedad documental y estafa relacionados con un entramado de falsificación de ITV de vehículos alemanes.

La investigación policial tuvo su inicio con la detención de dos ciudadanos alemanes el pasado mes de mayo que circulaban vehículos que tenías las ITV (Inspección Técnica de Vehículos) de Alemania falsificadas. Ante estos hechos los agentes de la Policía Nacional adscritos al Grupo de Tráfico Ilícito de Vehículos (UDYCO) de la Comisaría Provincial de Alicante, especializados en la investigación de delitos sobre tráfico ilícito de vehículos, comenzaron a realizar una serie de comprobaciones con la finalidad de localizar el lugar en el que se estaban falsificando estas ITV.

Tras diversas comprobaciones los agentes relacionaron los vehículos anteriormente mencionados con un parking situado en la pedanía de Torrellano (Elche). Ante la posibilidad de que en este parking se estuviesen llevando a cabo las falsificaciones de dichas ITV, los agentes realizaron una inspección en sus instalaciones, en las que localizaron hasta diez vehículos alemanes cuyas ITV estaban falsificadas.

Los agentes contactaron con los propietarios de dichos vehículos quienes la mayoría de ellos manifestaron que los titulares del parking les habían avisado, tras dejar allí aparcado su vehículo, que la ITV de su vehículo estaba caducada o próxima a caducar y les ofrecieron el poder renovarla con ellos. Que por la renovación los propietarios de los vehículos pagaron entre 300 y 370 euros según el caso.

Por otro lado, los agentes encargados de esta investigación contactaron con agentes de la policía alemana quienes comprobaron que los vehículos investigados no habían pasado la ITV en Alemania y la tenían caducada en algunos casos varios años.

Además de esto los agentes consiguieron un correo electrónico que contenía una conversación entre el parking y uno de sus clientes en el que se le ofrecía pasar la ITV.

Ante estos hechos, los agentes localizaron a los dos propietarios del parking, un varón y una mujer, de 49 y 40 años de edad y de nacionalidad española y alemana respectivamente, por la presunta comisión de los delitos de falsedad documental y estafa.

Todas las diligencias y actuaciones realizadas por los agentes durante la investigación fueron puestas en conocimiento del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Elche.