Los presupuestos de la Generalitat ponen en marcha un giro social y fiscal

Mazón destaca el diálogo y la mano tendida a la oposición, en beneficio de todos los valencianos y lamenta la falta de colaboración del Gobierno central.

Tras la votación de los Presupuestos de la Generalitat para el próximo ejercicio 2024, el presidente de la Generalitat, Carlos Mazón, ha destacado la aprobación de un presupuesto que se caracteriza por ser más social que nunca y que reduce la carga impositiva, lo que marca el inicio de una reforma profunda en la región.

Mazón enfatizó que estos presupuestos representan un cambio significativo, un punto de partida para una transformación que busca priorizar la inversión en áreas fundamentales como la sanidad, la educación y los servicios sociales. El presidente subrayó que estas cuentas ponen fin a lo que llamó “el infierno fiscal”, al tiempo que privilegian a las rentas más bajas y eliminan lo que denominó “el impuesto de la muerte”.

Además de la orientación social, Mazón resaltó la reducción del gasto político mediante la eliminación de entidades y fundaciones públicas, lo que supone una remodelación del sector público con una reducción superior a los 300 millones de euros. Esta medida apunta a una simplificación de la administración, la reducción de la burocracia y una mayor eficiencia en el manejo de los recursos.

El presidente, en sus declaraciones, enfatizó la ausencia de directrices o apoyo del Gobierno de España durante este proceso, subrayando el esfuerzo independiente llevado a cabo por el Gobierno autonómico en la reformulación y ajuste de los presupuestos.

Asimismo, resaltó la receptividad a las enmiendas, comparando el número de enmiendas aceptadas este año (98) con las del Gobierno anterior (ocho). Esta actitud abierta al diálogo y a la mejora del texto presupuestario evidencia, según Mazón, el compromiso del Gobierno con la mejora constante y el beneficio de los ciudadanos valencianos.

El presidente felicitó a la consellera Ruth Merino y a su equipo en la Conselleria de Hacienda, Economía y Administración Pública por su labor en la elaboración de estos presupuestos. Estas declaraciones reflejan una visión optimista respecto a la dirección que está tomando la gestión presupuestaria en la Comunidad Valenciana, marcando un inicio hacia políticas más enfocadas en el bienestar social y la eficiencia administrativa.