Manos expertas y creatividad sin límites: Ángel Rocamora, el arquitecto tras las experiencias que desafían el tiempo en museos

El legado de un arquitecto va más allá de las estructuras; se materializa en experiencias que perduran en la memoria colectiva. Ángel Rocamora y su equipo de diez mentes brillantes en Elche han transformado la manera en que interactuamos con la historia en los museos, un legado que resuena en exposiciones memorables como la de los Guerreros de Xi’an en el Marq de Alicante.

La clave reside en entender al público, ese visitante ávido de conexión con el pasado. Cada sala de la exposición es un lienzo distinto, un diseño único que despliega una experiencia envolvente y cercana. Para Rocamora, el desafío no es solo exhibir las piezas, sino regalar al público una inmersión íntima en la historia. El secreto radica en romper los esquemas, ir más allá del típico cristal y peana, y crear una conexión emocional.

Puedes escuchar la entrevista completa en el enlace.