Medio Ambiente preserva el helecho marino en siete nuevas localidades del litoral de la provincia Alicante

Con el programa de conservación de esta planta amenazada se ha conseguido contabilizar hasta 111 ejemplares vivos.

La Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Infraestructuras y Territorio ha realizado los trabajos que preservan el ‘helecho marino’ o Asplenium marinum especie catalogada ‘en peligro de extinción’ en las costas de la Comunitat Valenciana, donde se ha conseguido implantar en siete localidades nuevas a lo largo del litoral de la provincia de Alicante.

El director general de Medio Natural y Animal, Raúl Mérida, ha explicado que “con el programa de conservación de esta planta amenazada se ha conseguido contabilizar hasta 111 ejemplares vivos, así como mantener su principal objetivo que es la estricta regulación y protección de la única población natural existente”.

En este sentido, “se ha llevado a cabo una difícil tarea de rastreo por todo el litoral de los sitios óptimos de plantación para generar nuevas poblaciones, también se ha identificado un protocolo de plantación para conseguir la adaptación más adecuada en el medio natural de los ejemplares producidos”, ha indicado el director general.

Estos trabajos se enmarcan en un programa de conservación de las especies de flora de la Generalitat incluidos en el Catálogo Valenciano de Especies de Flora Amenazadas (CVEFA), a través del Servicio de Vida Silvestre y Red Natura 2000 de la Conselleria de Medio Ambiente.

Para llevar a cabo estos trabajos, Raúl Mérida, ha señalado que “ha sido imprescindible la labor realizada por los Agentes Medioambientales del Grupo de Intervención en Altura (GIA), el Servicio de Vigilancia Marina y el personal de los Parques Naturales del Montgó y Serra d’Irta de la Generalitat Valenciana”.

Según ha explicado el director general, “en el último censo realizado en septiembre de 2023, se han contabilizado solo 9 ejemplares reproductores del helecho marino, que contaba con una única población en la Comunitat Valenciana en el litoral de Jávea y, gracias a la recolección de las esporas de los ejemplares de esta población, se ha conseguido propagar la especie y cultivarla en las instalaciones del Centro Acuícola de El Palmar (CAEP)”.

Asimismo, los trabajos realizados en el CAEP han consistido en la reproducción de réplicas de esta planta, en la reintroducción de nuevos ejemplares, así como en el refuerzo de las poblaciones ya existentes. Otras acciones que se han acometido son el seguimiento anual de las zonas donde ya está establecido el helecho marino y la puesta a punto de los protocolos de germinación y producción en vivero.