Nochevieja en Alicante: 13 detenidos y un barco incendiado

La Nochevieja en Alicante no ha sido tranquila debido a una serie de incidentes que llevaron a la detención de 13 individuos por parte de agentes de la Policía Nacional. Tres de ellos fueron arrestados por su presunta implicación en un incendio desatado con bengalas en la zona del Puerto de la ciudad.

Alrededor de las 4 de la madrugada, el indicativo ‘Rayos’ de la Comisaría Provincial de Policía Nacional observó cómo un velero atracado en el Puerto comenzaba a arder, presuntamente como consecuencia de una bengala lanzada segundos antes. Tras la alerta, los agentes identificaron a tres varones, de origen ucraniano y edades comprendidas entre los 20 y 35 años, portando hasta cinco bengalas de características similares a la utilizada para iniciar el incendio. Fueron detenidos por un delito de daños, dados los desperfectos de gran gravedad ocasionados.

La Brigada de Policía Científica llevó a cabo una Inspección Ocular Técnico Policial para obtener más detalles del suceso y verificar la posible relación de los detenidos con otro barco situado en el mismo Club de Regatas del Puerto.

Además de estos arrestos, la noche también registró detenciones por reclamación judicial, robo con violencia e intimidación, lesiones y atentado a agente de la autoridad. Los agentes controlaron a más de 206 personas y levantaron 12 actas por tenencia o consumo de sustancias estupefacientes.

A pesar de estos incidentes, el balance general de la noche de Nochevieja en Alicante fue catalogado como de “total normalidad” sin hechos de gravedad, gracias a la colaboración y trabajo conjunto de los cuerpos policiales.

La Comisaría Provincial de Policía Nacional desplegó un Dispositivo de Seguridad durante estas fiestas, reforzando zonas de alta afluencia como El Barrio, Explanada de España, Rambla Mendez Nuñez, zona centro, Puerto, Vistahermosa y Playa de San Juan. Se involucraron unidades como los radiopatrullas de los Grupos de Atención al Ciudadano, Grupos Operativos de Respuesta, Unidades de Prevención y Reacción, y la Brigada Móvil-Policía en el Transporte, con el objetivo de mantener el orden público y prevenir delitos en diferentes sectores de la ciudad, así como en las estaciones de medios de transporte terrestres.