Polémica en Orihuela por la no asignación de la subvención anual a la Fundación Miguel Hernández

Una situación controvertida que genera debate sobre el apoyo institucional a entidades culturales y sus implicaciones políticas.

El Ayuntamiento de Orihuela, gobernado por PP y Vox, ha generado controversia al no asignar la subvención anual de 6.000 euros a la Fundación Miguel Hernández, destinada al Premio Internacional de Poesía Miguel Hernández. Esta decisión ha suscitado críticas y acusaciones entre los grupos de oposición y la administración local.

El concejal de Cultura, Gonzalo Montoya (Vox), ha argumentado que la falta de asignación de esta subvención no responde a una decisión política, sino a cuestiones administrativas relacionadas con posibles incompatibilidades con otras ayudas recibidas por la Fundación. No obstante, ha prometido que en 2024 recibirán el doble de la cuantía, alcanzando los 12.000 euros.

El alcalde de Orihuela, Pepe Vegara (PP), ha destacado la importancia de la Fundación Miguel Hernández en la vida cultural de la localidad, afirmando que se mantendrá la dotación económica habitual. Asimismo, ha reafirmado su compromiso con la figura del poeta y su legado.

Sin embargo, desde la oposición, Carolina Gracia del PSPV-PSOE ha criticado la constante excusa de “problemas administrativos” para justificar la ausencia de la subvención. Gracia ha subrayado la importancia de esta ayuda anual que se otorga desde hace dos décadas y ha instado a mantenerla y, si es posible, aumentarla.

Por otro lado, Cambiemos Orihuela ha exigido el cese del concejal de Cultura, acusando a Vox de despreciar el legado de Miguel Hernández y centrar la agenda cultural en temáticas religiosas.

A nivel autonómico, desde el Consell, la portavoz Ruth Merino ha expresado respeto por la autonomía municipal, evitando hacer valoraciones sobre esta decisión.

La polémica continúa en Orihuela mientras la Fundación Miguel Hernández queda a la espera de confirmación sobre la subvención para el próximo año.