Se restablece la Unidad de Prevención de Conductas Adictivas de San Vicente del Raspeig tras más de un año sin servicio 

El edil de Educación, Santiago Agulló, anuncia que en diciembre se reanudará esta prestación para combatir y prevenir conductas adictivas y promover hábitos saludables .

El Ayuntamiento volverá a poner en marcha en el mes de diciembre la Unidad de Prevención Comunitaria en Conductas Adictivas (UPCCA), tras más de año sin prestarse este servicio dedicado al acompañamiento de personas con adicciones y de sus familiares para reducir o evitar el uso y abuso de drogas y otras conductas adictivas y promover hábitos de vida saludables. 

El concejal de Educación, Santiago Agulló, ha confirmado que en los próximos días se firmará el contrato con la mercantil adjudicataria, Salgeiis S.A.L., que se encargará de la gestión de la UPCCA por un periodo de dos años y un importe de cerca de 40.000 euros. 

Agulló ha mostrado su satisfacción por la reanudación de esta prestación.“Desde octubre de 2022 este recurso ha estado interrumpido pero por fin,  a partir de ahora, podremos atender a colectivos como jóvenes y familias en riesgo de exclusión que tienen una gran necesidad de recibir apoyo técnico para evitar que se agraven posibles situaciones relacionadas con las adicciones”.  

El edil ha confirmado que, para informar de la reactivación del servicio, la Concejalía de Educación se pondrá en contacto con los centros educativos y recursos comunitarios de San Vicente del Raspeig. También se pone a disposición de todos los interesados en solicitar información el e- mail educacion@raspeig.es

La UPCCA es un servicio donde se ofertan talleres, atención individualizada y familiar, orientación grupal en contextos laborales y campañas de sensibilización para trabajar la prevención y los riesgos asociados a las adicciones de sustancias como alcohol y drogas, pero también las relacionadas con el juego o el abuso en el uso de las nuevas tecnologías, entre otras.  

A través de este servicio se desarrollarán campañas informativas y acciones de sensibilización sobre la problemática derivada del uso y abuso de drogas y otros trastornos adictivos. Desde la UPCCA se trabajará con las familias mediante el servicio de información, orientación y atención personalizado. También con menores ante una sospecha temprana sobre consumo o conducta indicativa de trastorno o problema de adicciones. El personal educativo recibirá asesoramiento sobre orientación y apoyo para la detección e intervención social con jóvenes.  

En cuanto a intervención grupal, se desarrollarán acciones de formación para la adquisición de herramientas y recursos dirigidos a padres y población con consumos incipientes o en situación de riesgo, especialmente adolescentes.  

El programa incluye, además, talleres para desarrollar en centros de educación primaria y educación secundaria para incidir sobre adicciones derivadas del uso de las nuevas tecnologías y concienciar de la importancia de la privacidad de los datos personales y de la prevención de conductas asociadas a la violencia de género o moobing.  

También se abordará el desarrollo de habilidades sobre competencia emocional y habilidades sociales para la mejora de la transición a la ESO. En materia de prevención, hay un programa sobre consumo de alcohol y toma de decisiones y otros dedicados al juego de apuestas en jóvenes y adicción a sustancias como el tabaco.