Tabarca mejora la seguridad y su integración con el entorno

La Concejalía de Infraestructuras ha renovado las vallas de las calas de Tabarca para mejorar la seguridad de vecinos y visitantes y, al mismo tiempo, adecuar su integración en el entorno. Estos vallados eran metálicos y se han sustituido por otros de madera de pino más seguros y mejor integrados en el entorno natural de la isla. En concreto las nuevas vallas de han instalado en las calas del Birros y la Guardia, la cala del Llop Marí, la zona de la Plaza Baillencourt y la zona del restaurante Gloria. La renovación del vallado de las calas de la isla salió a licitación a finales de septiembre por valor de 43.735 euros y las nuevas vallas ya están colocadas.

La concejala de Infraestructuras, Cristina García, ha explicado que “con esta iniciativa seguimos mejorando la isla de Tabarca con elementos que son más propios del privilegiado entorno natural en el que se encuentran y que mejoran también la seguridad”.

El área de Infraestructuras ha invertido 1,7 millones en los últimos meses para materializar tres proyectos importantes para la isla. El primero, la ampliación del cementerio con la que se ha conseguido triplicar su capacidad y que ya está ejecutado. El segundo, que está en marcha, consiste en la reforma del edificio de servicios municipales que alberga el museo y el tercero, ya finalizado también es la citada renovación del vallado de las calas.