El Ayuntamiento pedirá al Gobierno que acelere la ejecución de la variante de Torrellano

Todos los grupos políticos del Ayuntamiento se han unido para la firma de una petición que pretende reducir los plazos en cuatro años

Este jueves en el Ayuntamiento ha tenido lugar el Pleno de noviembre, que ha terminado con un apoyo unánime para pedir al Gobierno central que acelere la variante de Torrellano.

La propuesta busca agilizar la ejecución de la variante de Torrellano, reduciendo los plazos previstos en tres o cuatro años, para que solo demore unos siete años. El Ayuntamiento de Alicante elaborará para ello un informe dirigido a la Secretaria de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Transportes. Ha sido el alcalde, Luis Barcala, quien ha tomado la palabra para defender esta iniciativa, que venía firmada por todos los grupos.

Antes de esto se trataron varios asuntos locales, como la propuesta del PSOE para crear una comisión de recuperación del Casco Antiguo fue rechazada por el PP y Vox. La encargada de presentar moción fue la socialista Trini Amorós.

En este asunto, los socialistas tuvieron el apoyo de Compromís y EU-Podem, que comparten el diagnóstico sobre el barrio. Desde Compromís, quien explcó este asunto fue sara Llobell.

Los partidos de derecha argumentaron que ya existe una comisión, creada recientemente, para abordar el problema del ruido en la zona. Además, el concejal de Presidencia, Toño Peral, ha explicado que el Casco Antiguo es la zona que más inversiones históricas ha recibido.

Por su parte, Vox pretendía crear una comisión sobre el barrio San Antón, sin embargo retiró la moción y la redujo a una declaración institucional para crear una mesa de trabajo, que salió adelante con el voto del PP. Mesa que, al contrario de una comisión, no obliga a unos plazos concretos ni a incluir a toda la oposición.

También fue rechazada la declaración conjunta de Compromís y EU para agilizar la construcción del esperado centro social en Benalúa, con el apoyo de la izquierda, la oposición del PP y la abstención de Vox. Esta decisión provocó la protesta de algunos vecinos, que expresaron en el salón de plenos su decepción tras la promesa de priorizar el centro social de Benalúa en campaña.

Por parte del equipo de gobierno, el concejal Carlos de Juan explicaba que el centro social no aparecía en presupuestos municipales porque aún falta definir su cofinanciación con otras administraciones. Lo escuchamos:

En otro tema, el Pleno aprobó la subida del recibo del agua, con un incremento máximo de 1,04 euros para el 83% de los usuarios, siendo respaldada por todos los grupos excepto EU-Podemos.