Un perro adiestrado de la Policía Local detecta 11 kilos de marihuana pese a ir envueltos con ajo, especias y lejía

“Kata” realiza el marcaje positivo en un control realizado en la estación de autobuses al revisar un vehículo procedente de Algeciras y con destino Barcelona.

Un perro adiestrado en detección de sustancias estupefacientes de la Policía Local de Alicante ha localizado 10,9 kilos de marihuana dentro de una maleta y que estaban envueltos con ajo, especias y lejía. La detección se llevó a cabo en un control conjunto de la Policía Local y la Policía Nacional desarrollado en la estación de autobuses de Alicante. 

Los agentes acudieron a inspeccionar un vehículo que se encontraba estacionado procedente de Algeciras y con destino Barcelona. Durante la inspección del equipaje, “Kata” realizó un marcaje positivo de una de las maletas. Cuando procedieron a su apertura los policías encontraron seis bolsas de plástico envasadas al vacío que contenían la droga. Estas bolsas al vacío estaban a su vez recubiertas con ajo y especias, con una segunda envoltura de plástico, así como de una toalla y sobre todo ello había una esponja empapada en lejía.  

Tras las gestiones realizadas por los agentes en diferentes estaciones de autobuses, se localiza en Málaga una grabación de las cámaras de seguridad en las que se ve a un individuo portando la misma maleta que “Kata” había marcado. Cuando los agentes solicitan al pasaje que recoja sus maletas, este hombre, ahora detenido, sólo coge su equipaje de mano asegurando a los agentes que no porta nada más. Cuando le hacen mención de la citada grabación esta persona empieza a incurrir en contradicciones y no colabora con los agentes, según consta en el atestado. 

En vista de que los hechos pueden ser constitutivos de un delito de tráfico de drogas los agentes proceden a la detención de P. C. y se incautan tanto de la droga como de los 280 euros que el arrestado llevaba en dinero en metálico en una cartera. 

Tres alijos en mes y medio 

Esta es el tercer alijo de drogas que “Kata” localiza en mes y medio en los controles realizados por parte de la Policía en la estación de autobuses de Alicante.  

En las dos ocasiones anteriores la droga se localizó en la línea de autobuses entre Almería y Rumanía con parada en Alicante. El pasado 14 de octubre se interceptaron 56,2 kilos de hachís y marihuana, mientras que dos semanas después los agentes se incautaron de dos paquetes con 13,6 kilos de cogollos de marihuana.