Agosto le pierde el miedo al coronavirus y el turismo registra su ‘semana grande’

La responsabilidad y la precaución han sido determinantes para las obtención de los resultado

Que el turismo le ha perdido el miedo al coronavirus es una realidad que venimos constando desde el inicio del mes de agosto, periodo en el que por fin se han empezado a registrar datos de ocupación que recuerdan a temporadas pasadas. 

La tercera semana del mes, del 16 al 22 de agosto, ha marcado los mejores datos desde 2019 con ocupaciones hoteleras de más del 90%. Los empresarios creen que septiembre y el otoño son la gran incógnita en estos momentos con los ojos puestos en Reino Unido. 



Y es que podemos decir que el turismo ha registrado su particular ‘semana grande’ en esta semana 33 del año, marca los mejores datos desde 2019 con ocupaciones hoteleras de más del 90% en todos los puntos de la Comunitat.

«Con estos datos, el sector y la sociedad demuestran que se puede hacer una campaña segura, compatible con la normalidad y basada en un comportamiento generalizado de responsabilidad y precaución» ha informado Toni Mayor, presidente de Hosbec. Destacables son las cifras de evolución de la ocupación hotelera y de los datos de incidencia en esta 5ª ola: «la ocupación hotelera ha ido creciendo mientras que la incidencia acumulada ha ido bajando en los mismos periodos». 
 
Sin embargo los empresarios no son tan optimistas como algunos políticos en su valoración de la temporada: «No podemos olvidar que han sido solo 4 semanas de producción normalizada frente a 18 meses de crisis» ha indicado Toni Mayor, presidente de Hosbec, recordando que julio ha sido un mal mes, con ocupaciones del 60% cuando lo normal sería superar el 90% y que la Comunidad Valenciana tuvo el 90% de la planta hotelera cerrada hasta el mes de junio en el que se empezó la reapertura de hoteles. 

«Indudablemente estamos contentos con la producción de agosto, sobre todo porque teníamos peores pronósticos en julio cuando se tuvieron que poner en marcha nuevas medidas restrictivas, pero ahora la gran incógnita va a ser septiembre y el otoño, una vez que el turismo familiar regrese a ‘sus cuarteles de invierno por la Vuelta al Cole» ha informado Mayor. 

El descenso ya se ha hecho notar: las previsiones de ocupación hotelera para la última semana del mes muestran ya que el mercado afloja presión se espera una ocupación entre el 75 y el 85%.

Y es que en estos momentos todos los ojos están puestos en la revisión de semáforo que hará Reino Unido el próximo día 26 de agosto, aunque no se esperan grandes novedades y previsiblemente España mantendrá su estatus de ámbar. De cómo evolucione el mercado internacional será la clave para la campaña de otoño. Los hoteleros consideran necesario que se eliminen las restricciones a volar y se redujeran las pruebas y su coste sobre todo para personas vacunadas con pauta completa para incrementar la movilidad. La turoperación europea se juega mucho también en este próximo otoño-invierno.