Agricultura hace seguimiento científico de las reservas marinas de interés pesquero de la isla de Tabarca, del cabo de San Antonio y de la Sierra de Irta

El Instituto de Ecología Litoral de Alicante y la Universidad Católica de Valencia se encargan de los trabajos.

La Conselleria de Agricultura, Ganadería y Pesca está realizando un estudio para el seguimiento científico de las reservas marinas de interés pesquero de la isla de Tabarca, del cabo de San Antonio y de la Sierra de Irta.

Este trabajo lo está llevando a cabo junto con el Instituto de Ecología Litoral, que examina la Reserva Marina de Interés Pesquero (RMIP) Isla de Tabarca y la RMIP del Cabo de San Antonio, y el Instituto de Investigaciones en Medio Ambiente y Ciencia Marina (IMEDMAR) de la Universidad Católica de Valencia (UCV), en la RMIP de la Sierra de Irta.

Los resultados de los estudios de seguimiento de las tres reservas marinas de interés pesquero podrán consultarse en aquí una vez finalicen.

El director general de Pesca, Franciso Espinós, afirma que “las reservas marinas de interés pesquero han sido propuestas como una de las herramientas de gestión más efectivas para la conservación de los recursos marinos, debido a que representan múltiples beneficios para la protección de los ecosistemas y los procesos ecológicos que los mantienen, a la vez que mejoran las pesquerías mediante la exportación de especies comerciales a áreas adyacentes”.

Además, Espinós ha añadido que “son excelentes laboratorios naturales donde comparar los efectos producidos por antropización del medio”.

El monitoreo científico de una reserva marina de interés pesquero tiene como objetivo conocer la evolución de determinadas poblaciones y comunidades de espacios de interés pesquero.

Mediante muestreos se concreta el seguimiento del efecto reserva sobre las especies de interés comercial, el seguimiento de las poblaciones de peces mediante censos visuales en inmersión y el seguimiento de las capturas de especies objetivo en el entorno de la reserva.