Aguas de Alicante renueva su colaboración con la Federació de les Fogueres de Sant Joan

El respaldo de la compañía a las Fiestas Oficiales de la ciudad de Alicante cumple diez años

El Museo de Aguas de Alicante, en las faldas del Monte Benacantil, ha acogido esta mañana el acto de firma del convenio anual suscrito entre la Federación de les Fogueres de Sant Joan y Aguas de
Alicante, una colaboración que lleva renovándose desde hace ya diez años. En el acto han participado Sergio Sánchez, director general de Aguas de Alicante, y David Olivares, presidente de esta federación.
Según ha declarado Sergio Sánchez, “la cercanía, el compromiso y la tradición son algunos de los elementos más característicos del entorno de las Hogueras. En Aguas de Alicante, compartimos el esfuerzo de implicación con el entorno y sus ciudadanos; también, los de respeto y apoyo a nuestra cultura.”


Así, Aguas de Alicante lleva más de 125 años trabajando en la ciudad, tiempo en el que ha tenido ocasión de poner de manifiesto que, mucho más allá del servicio que presta en relación a la gestión del ciclo integral del agua, su implicación alcanza también al apoyo incondicional a las más arraigadas tradiciones alicantinas, un compromiso empresarial que manifiesta una vez más, con el respaldo  a la actividad y objetivos de la Federació de les Fogueres de Sant Joan a través de este acuerdo y como parte fundamental de Alicante. 
Dicha actividad por parte de la Federación incluye objetivos como el propio desarrollo de la Fiesta y la promoción de la participación popular; los de carácter cultural, recreativo y festivo; el trabajo para lograr el incremento y participación de todas las asociaciones; la potenciación de las relaciones con otras entidades festeras, dentro y fuera de Alicante; la coordinación de los esfuerzos de las personas que hacen posible la Fiesta con el fin de mantener la armonía y hermandad; o la difusión y el fomento de la Fiesta a todos los niveles, tanto a nacional como internacional. En este sentido, Les Fogueres de Sant Joan han ido
incrementando su relevancia, no sólo en la ciudad, sino a nivel provincial y nacional, hasta ser declaradas “Fiestas de Interés Turístico Internacional” en 1983 y “Fiestas Oficiales de la ciudad de Alicante” por el Ayuntamiento en 1999.