Alcalde de El Campello (PP) cesa a los ediles de Cs del equipo de gobierno: «Hasta aquí hemos llegado»

Justifica la decisión por «bloqueo» de los regidores ‘naranjas’ en sus áreas y la «falta de lealtad».

El alcalde de El Campello (Alicante), el ‘popular’ Juan José Berenguer, ha anunciado este miércoles el cese de los tres concejales de Ciudadanos de su funciones en el equipo de gobierno y, por tanto, el PP gobernará en solitario hasta los comicios locales de 2023. Berenguer ha justificado la decisión debido al «bloqueo» de los regidores ‘naranjas’ en sus áreas y la «falta de lealtad» de los mismos: «Hasta aquí hemos llegado».

Así lo ha anunciado el primer edil en una rueda de prensa, junto al resto de concejales del PP, donde ha arremetido contra el comportamiento y la gestión de los representantes de Cs y ha confirmado que el PP asume todas las concejalías del Ayuntamiento. «En política hace falta voluntad de gobernar juntos y tener lealtad, he aguantado de todo hasta el último minuto», ha expresado.

«Desde que se configuró este equipo de gobierno en 2019, llevamos tres años aguantando lo inimaginable, haciendo de tripas corazón, soportando salidas de tono, menosprecio y desplantes, no sólo hacia compañeros de la corporación, sino a funcionarios públicos, a los que los concejales de Cs han sometido a un escarnio de lo más despiadado», ha asegurado Berenguer en su intervención.

También ha explicado que «si hemos aguantado» ha sido porque «estampé mi firma en un pacto de gobierno y he intentado aguantar hasta el último momento esperando que estas personas rectificaran por el bien del municipio». «Hasta en dos ocasiones en todo este tiempo les he invitado a abandonar el proyecto si no estaban cómodos, y en todas ellas recularon después de despotricar contra mi partido y contra mí personalmente», ha añadido.

Del mismo modo, ha insinuado que los concejales de Cs han mantenido negociaciones en varias ocasiones con «otros partidos» para «intentar» una moción de censura contra el ‘popular’. «Hoy soltamos lastre para que el barco coja brío y avance corriente a favor hasta llegar a buen puerto, que no es otro que el progreso de El Campello y sus habitantes, a los que auguro un futuro esperanzador plagado de proyectos de desarrollo y mejora de su nivel de vida», ha remarcado.

«LA CONFIANZA ESTABA PERDIDA» 

«La confianza estaba perdida desde hace mucho tiempo pero ayer se truncó de manera definitiva», ha agregado el alcalde. El alcalde se ha referido, en concreto, a la rueda de prensa celebrada por los tres ediles de Cs, en la que además de pedir la dimisión de Berenguer, expusieron las «deficiencias» en las calles e instalaciones públicas del municipio. «Precisamente, se trata de competencias de ellos, que no han sabido asumir ni gestionar», ha agregado.

Por ello, el PP considera que Cs ha roto «de facto» el pacto con esa comparecencia y otras anteriores. «Hasta aquí hemos llegado. El Campello es un pueblo que necesita urgentemente sacar adelante grandes proyectos que han intentado dinamitar quienes ya no forman parte de su equipo de gobierno, y ahora nos corresponde a nosotros hacerlo», ha remarcado.

Igualmente, ha señalado que «participar en política implica voluntad de trabajar, de dialogar, de consensuar, de detectar problemas y solucionarlos». «También de escuchar, de hacer esfuerzos para atender reivindicaciones cívicas y, sobre todo, de hacerlo con honestidad y coherencia en las actuaciones y declaraciones», ha subrayado.

Las continuas desavenencias entre PP y Cs como socios de gobierno se han producido prácticamente desde que arrancó la legislatura. Tras el cese de los concejales de Cs y sus asesores, el PP gobernará en solitario hasta los comicios de mayo de 2023 y ha pedido a la oposición «lealtad» para poder aprobar proyectos municipales.

Preguntado el alcalde por una posible moción de censura, ha aclarado que «las cosas que no dependen de mí, no me preocupan». Además, ha descartado que vaya a incorporar a Vox a un nuevo equipo de gobierno, pese a que su única edil forma parte de la junta de gobierno pero sin competencias. PP y Cs sellaron una mayoría de 10 concejales –7 y 3– sustentada por los apoyos puntuales de Vox en los órganos municipales.