Alicante garantiza la vuelta a la «normalidad» de los centros de mayores el 1 de diciembre con más personal

Colectivos de mayores se habían manifestado reivindicando la urgencia de su reapertura

TERRETA | EP

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha asegurado que los centros de mayores de la ciudad recuperarán la «normalidad» y contarán con más personal el próximo día 1 de diciembre. Así lo ha expresado en una reunión junto a la concejala de Asuntos Sociales y Familia, Julia Llopis, con los presidentes y representantes de las juntas directivas de los centros de mayores de la ciudad.

En el encuentro se ha abordado la vuelta a la normalidad, dentro de las limitaciones sanitarias por la COVID, que será «inmediata» en los grandes centros comunitarios ya en funcionamiento y que se completará en el resto el 1 de diciembre con la incorporación de los nuevos conserjes, informa el consistorio en un comunicado.

Asimismo, en la reunión se ha facilitado a todos los representantes de los centros de mayores de una carpeta con un formulario para que puedan las necesidades particulares de cada uno de ellos, al tiempo que se les ha emplazado a proponer el horario de apertura de cada centro en función de sus características y de las actividades que se realizan por voluntarios, además de las ya programadas por la concejalía.

«Los centros de mayores que están abiertos normalizan casi su actividad, siempre con las limitaciones que impone la conselleria de Sanidad y respecto a los que sólo atienden actividades programadas y permanecen cerrados para la actividad de convivencia, ya se dispondrá a partir del 1 de diciembre del personal necesario para que desarrollen la actividad con total actividad», ha expuesto Barcala.

Según el primer edil, los representantes de mayores han quedado «bastante satisfechos», ya que lo que pretendían «con una legítima reivindicación» era precisamente «recibir explicaciones, que se tomasen decisiones y que fueran satisfactorias. «Creo que se han cumplido la mayoría de los objetivos», ha subrayado, y se ha comprometido a seguir colaborando en la mesa de trabajo para resolver problemas «muy concretos» en algunos centros.

Tanto Barcala como Llopis han emplazado a los representantes de los mayores a aprovechar estos días también para ir trabajando junto a los funcionarios en la adaptación de los centros para que cumplan con todas las medidas de distancia social y seguridad personal, cartelería preventiva y demás necesidades que puedan plantearse para la recuperación de la actividad en las condiciones actuales.