Alicante mejora eficiencia energética

El castillo de Santa Barbara y numerosos barrios lo más beneficiados por la medida.

El Ayuntamiento de Alicante renueva y mejora la eficiencia energética del Castillo de Santa Bárbara y los barrios de Benalúa, Casco Antiguo-Raval Roig, zonas deportivas y el polígono de Garachico, con una inversión de 3,1 millones en tecnología LED

Con estos nuevos proyectos son más de ocho millones los que el Ayuntamiento lleva invertidos en el Plan de Actuación de Energía Sostenible del Municipio para reducir el consumo de electricidad en más de un 50 por ciento, informa el consistorio en un comunicado. 

La concejalía de Infraestructuras y Mantenimiento, que dirige José Ramón González, llevará a la junta de Gobierno la licitación de dos nuevos contratos con una inversión de 3.175.981 eruros para el suministro con instalación de luminarias en los barrios de Benalúa, Casco Antiguo-Raval Roig, zonas deportivas y el polígono de Garachico, dividido en cuatro lotes.

También la mejora de la eficiencia energética del Castillo de Santa Bárbara, dentro del Plan de Actuación de Energía Sostenible de Alicante.

Con el primer contrato se procederá a la licitación de la convocatoria para la renovación del alumbrado del interior de Castillo de Santa Bárbara, con un presupuesto de 787.014 euros, que va a permitir “reforzar la estrategia cultural y turística, reducir los consumos energéticos y emisiones de CO2, así como el consumo de electricidad al 50 por ciento y la contaminación lumínica”, ha indicado González.

La junta va a aprobar a su vez la licitación de la convocatoria para contratar el suministro con instalación de luminarias para la mejora de la eficiencia energética del alumbrado público en distintas zonas e instalaciones de la ciudad: Benalúa, Casco Antiguo-Raval Roig, zonas deportivas y el polígono Industrial de Garachico, dividido en cuatro lotes, con un presupuesto total de 2.388.967 euros.

Las instalaciones de los nuevos sistemas de alumbrado tienen como finalidad mejorar su eficiencia energética, sustituyendo las instalaciones existentes por otras que suponen un consumo de energía más reducido y son más respetuosas con el medio ambiente, han indicado las mismas fuentes