AVA-ASAJA critica que las medidas de la sequía no aplican la doble tarifa eléctrica de riego

Consideran las medidas fiscales adoptadas por el Gobierno como «absolutamente insuficientes».

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) ha criticado «duramente» que el paquete de medidas aprobadas en el real decreto-ley del Gobierno para apoyar al sector agrario frente a la sequía no ha aplicado la posibilidad de contratar la doble tarifa eléctrica de riego al año.

Esta es una «reivindicación histórica» de AVA-ASAJA que el Ministerio de Agricultura había publicado en la última reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria pero que sigue sin poner en marcha a pesar de la «grave escalada de costes de producción y la crisis de rentabilidad que atraviesan los agricultores y ganaderos», ha informado la organización agraria en un comunicado.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, acusa al Gobierno central de «volver a discriminar la agricultura valenciana con estas medidas hidrológicas». Los agricultores «se quedan, una vez más, a la luna de Valencia por la insensibilidad del ejecutivo hacia la autonomía que precisamente es el farolillo rojo de España en tierras agrarias sin cultivar, en envejecimiento de la población agraria y en falta de relevo generacional».

«Cuántos hectómetros cúbicos de agua han acabado en el mar durante los últimos años que ahora, con la actual sequía, tanto echan de menos los agricultores», ha recordado Aguado.

A su juicio, «el agua requiere un Pacto de Estado y, para lograr ese consenso, los políticos de este país deben madurar, sentarse en una mesa con los agentes implicados y actuar con altura de miras. Sin agua no es posible garantizar una estabilidad productiva y, ante el cambio climático que ya se está empezando a sufrir, se debe contar con soluciones reales, no ideológicas», ha añadido.

AVA-ASAJA considera las medidas fiscales adoptadas por el Gobierno como «absolutamente insuficientes». Por un lado, la reducción del 20% del rendimiento neto para las actividades agrícolas y ganaderas que tributan en el IRPF «es exactamente la misma que la aplicada el año pasado, pero cambiando la causa de los efectos de la pandemia por la sequía».

Para la asociación, las condiciones exigidas para beneficiarse de la exención del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de naturaleza rústica «serán muy difíciles de demostrar ante los ayuntamientos, que son los que recaudan esta tasa». Asimismo, la organización agraria reprocha que el pago de las cuotas a la Seguridad Social «solo se aplace con intereses, cuando lo necesario hubiera sido una exención».

AVA-ASAJA acudirá este domingo 20 de marzo a Madrid para sumarse a la gran manifestación del medio rural que, bajo el lema ‘Juntos por el Campo’, reivindicará políticas más contundentes que las anunciadas hasta ahora para hacer frente a «la dramática situación del sector, agravada más aún por la subida de los costes de producción debido a la pandemia y la guerra en Ucrania», han finalizado.