Barcala destaca el «mayor esfuerzo inversor» y la unidad con Cs en el debate de estado de la ciudad

PSPV y UP afean el «acercamiento» a Vox y Compromís ofrece un pacto progresista para «recuperar» Alicante

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha defendido este martes en el pleno de debate sobre el estado de la ciudad la gestión de un equipo de gobierno -PP y Cs- «sólido y unido» que ha logrado el «mayor esfuerzo inversor» de la historia «gracias al saneamiento financiero y los ahorros municipales» con más de 70 millones de euros en «decenas de proyectos».

También ha subrayado el «esfuerzo» de la ciudad ante la crisis social y económica generada por la pandemia y ha apostado por una bajada de impuestos frente a las políticas del Gobierno de PSOE y Podemos: «Ha sido un camino difícil, pero no vamos a regatear para volver a la senda de la prosperidad«, ha indicado.

Así, Barcala ha centrado su intervención en la necesidad de reactivar los sectores económicos en una ciudad «tranquila y segura» donde «se gobierna, se toman decisiones y se ejecutan», y que cuenta con un equipo de gobierno «que es equipo y es gobierno». «Hemos desterrado las disputas internas que bloqueaban sistemáticamente la acción municipal», ha asegurado.

Igualmente, ha indicado que los tres objetivos en los que trabajan PP y Cs son la transformación física de la ciudad; el cambio estructural con ‘Alicante Futura’ y el desarrollo de la economía digital y la transformación del modelo de convivencia y cohesión social.

«Para alcanzar nuestros objetivos, en primer lugar hemos logrado que el Ayuntamiento y sus gobernantes hayan dejado de ser el principal problema para los alicantinos y el freno para Alicante«, ha detallado el primer edil.

Del mismo modo, el ‘popular’ ha resaltado que el equipo de gobierno ha consensuado acuerdos con la oposición y con los agentes sociales «como quedó demostrado en los presupuestos municipales uno tras otro y en las sucesivas modificaciones de crédito» y ha confirmado que la ordenanza de convivencia cívica se debatirá en un pleno ordinario antes de que acabe el año.

Por su parte, la vicealcaldesa y portavoz de Cs, Mari Carmen Sánchez, ha destacado la «estabilidad política» que ofrece el equipo de gobierno, «mal que le pese a la oposición», y ha recalcado que la bajada de impuestos «consigue reactivar la economía sin ahogarla«. «Nosotros bajamos el IBI en 2019 con las arcas municipales saneadas», ha agregado.

En materia de inversión, ha criticado que la provincia de Alicante sea la última para el Gobierno de España con el consentimiento del ‘president’ de la Generalitat, Ximo Puig. «Ni a (Pedro) Sánchez ni a Puig les importa nada Alicante», ha lamentado.

IMPUESTOS, GRANDES CONTRATOS Y PALACIO DE CONGRESOS

En la misma línea, Barcala ha defendido el «esfuerzo inversor» de 17 millones de euros por parte del Ayuntamiento para afrontar la crisis social y económica provocada por la pandemia, así como en todas las partidas municipales.

Asimismo, ha resaltado que se han impulsado las «grandes contratas» del servicio de Transporte, Limpieza y Recogida de Residuos y Parques y Jardines y ha expresado su voluntad de tenerlas todas renovadas antes de acabar el mandato.

Al respecto, ha hecho referencia a las encuestas de OSUR sobre el grado de satisfacción ciudadana sobre el estado de la limpieza de la ciudad y ha afirmado que están logrando cambiar «la imagen de sucia que dejó el tripartito». Así, sobre el nuevo contrato del Transporte Urbano, ha indicado que «después de 50 años vamos a renovar la contrata de transporte colectivo en autobús. Nos ha tocado a nosotros«.

Por otro lado, sobre una bajada de impuestos, ha manifestado que la rebaja del IBI aplicada por el Ayuntamiento en los dos últimos años «ha dejado en los bolsillos de los ciudadanos más de 11,3 millones» y ha recordado el aumento «de la carga fiscal del tripartito.

El alcalde, también en su intervención, ha anunciado que el Palacio de Congresos, un proyecto «tan necesario como emblemático» estará operativo en el siguiente mandato. «En breves fechas firmaremos la colaboración con la Diputación para la elaboración del proyecto y su posterior ejecución», ha explicado Barcala y ha señalado dos planes a desarrollar en lo que resta de legislatura: ‘Alicante Futura’ y ‘Alicante Corazón Verde’.

OPOSICIÓN

Desde la oposición, el portavoz del PSPV, Francesc Sanguino, ha resaltado el problema que tiene Alicante con las principales contratas y la gestión del gobierno de PP y Cs y ha criticado, de nuevo, su «acercamiento» a Vox.

«Seguramente este alcalde se dio cuenta hace tiempo de que es capaz de resolver fácilmente problemas matemáticos de su presupuesto, pero es incapaz de resolver problemas humanos de sus vecinos», ha dicho. Así, ha enumerado todas las áreas municipales para resaltar las «carencias» del Ayuntamiento y ha criticado los sobrecostes de las principales contratas.

Por su parte, el portavoz de Compromís, Natxo Bellido, ha criticado el discurso de Barcala porque se trata de un alcalde «sin palabra, sin crédito, ni proyecto». «No sé de qué planeta ha hablado porque su relato de la ciudad no se parece en nada a la realidad de Alicante», ha apostillado.

De la misma forma, ha rechazado las políticas de PP y Cs en materia de impuestos y limpieza porque la ciudad «está sucia» y ha calificado de «demagogia» la bajada de impuestos defendida por Barcala. Por último, ha ofrecido un pacto «progresista» al resto de fuerzas para «recuperar» Alicante.

«La ciudad está sucia y no se merece un gobierno sin alma, fracasado, ofrecemos un pacto progresista para recuperar Alicante, falta menos de un año y medio para que la ciudadanía pueda votar y podamos demostrar que podemos gobernar esta ciudad y tejer alianzas para afianzar mayorías», ha expuesto Bellido.

El portavoz de Unides Podem, Xavier López, ha criticado la «radicalización» del PP por tener como «socio» a los «ultras de Vox» y ha abogado, entre otras cuestiones, por la necesidad de una empresa pública para las principales contratas y por políticas que cubran las necesidades sociales y de las personas vulnerables de la ciudad.

Desde esta última formación, el portavoz de Vox, Mario Ortolá, ha asegurado que «las familias alicantinas y los autónomos y pequeños empresarios viven con miedo el presente y con desesperanza el futuro» por el precio de la luz y ha indicado que registrarán dos propuestas para bajar el impuesto de circulación y aumentar las bonificaciones de las plusvalías.

Asimismo, ha calificado de «mayor estafa» el proyecto de ‘Alicante Ciudad 2030‘ y ha reclamado la aprobación inicial de la ordenanza de convivencia cívica como una promesa «electoral» de los ‘populares’ y cuya tramitación se paralizó a principios de este año.

TR/EP