Barcala pide a la OTAN y la UE redoblar sus esfuerzos diplomáticos con la Cuenca Mediterránea y el Sahel

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha pedido este jueves a la OTAN, la Unión Europea y el Gobierno de España redoblar sus «esfuerzos diplomáticos, políticos, económicos y sociales» con los países del flanco sur de la Alianza Atlántica: la cuenca Mediterránea y la región subsahariana del Sahel.

Así se ha pronunciado el primer edil en la apertura de la mesa redonda sobre los nuevos desafíos de la OTAN, organizada por el Ministerio de Asuntos Exteriores en Casa Mediterráneo. Barcala también ha subrayado los «lazos históricos, culturales y afectivos» de la ciudad de Alicante con el Magreb, al tiempo que ha dado la bienvenida al amplio panel de expertos que participan en esta jornada, según ha informado el consistorio en un comunicado.

«A poco más de un mes de la celebración de la cumbre de la OTAN en Madrid, es especialmente relevante este foro para seguir explicando y concienciando a la sociedad civil sobre la relevancia de la Alianza Atlántica», ha destacado. «Y más aún, en el contexto de la invasión de Ucrania, que ha puesto de manifiesto el papel esencial de la OTAN como garante de la seguridad europea», ha añadido.

También ha recalcado el «creciente interés geopolítico y estratégico» de la región que conforman una decena de países subsaharianos en el Sahel, «que plantea nuevos desafíos a la Alianza y que también afecta de lleno a la política exterior de España».

«Será necesario que todos los agentes políticos e institucionales de Occidente se involucren cada vez más en este territorio», ha subrayado. El alcalde ha puesto de relieve los «asuntos de gran calado internacional» que afectan al flanco sur de la OTAN y que han sido objeto de debate en esta doble mesa redonda en Casa Mediterráneo.

«Frente a la creciente presencia e influencia de Rusia y China en este amplio territorio al sur del Mediterráneo», ha proseguido, «es necesario que la Alianza refuerce su peso y la búsqueda de aliados regionales en la zona».

Por último, Barcala ha recordado las «históricas relaciones de fraternidad» entre Europa, la Alianza Atlántica y España con los países de la Cuenca Mediterránea, al tiempo que ha incidido en que «el nuevo desafío político y diplomático» se traslada ahora a la región del Sahel, «extensa, compleja y conflictiva, que obliga a redoblar esfuerzos a la OTAN, la Unión Europea y España».

El primer edil ha expresado su convicción de que de esta doble mesa redonda «van a salir suficientes conclusiones y argumentos para justificar la oportunidad y conveniencia de esta jornada, que ha elegido un emplazamiento único y privilegiado para abordar cualquier asunto relacionado con el Mediterráneo y las relaciones de buena vecindad con los países africanos».

«Alicante tiene una larga historia de hermanamiento con la región del Magreb y es el mejor sitio para profundizar en la búsqueda de vínculos y alianzas con el continente vecino al sur del Mediterráneo», ha zanjado.