Benidorm aprueba decir no a la tasa turística

Insta al Consell a no implantar la tasa por sus efectos desfavorables

TERRETA|EP

El pleno del Ayuntamiento de Benidorm (Alicante) ha aprobado este jueves por unanimidad instar a la Generalitat a no implantar la tasa turística en la Comunitat Valenciana «por sus efectos desfavorables para el turismo y por la férrea oposición a la misma del sector».

Así se recoge en la propuesta elevada al pleno por la Junta de Portavoces y en la que también se demanda al Gobierno valenciano «consensuar con el sector turístico todas las decisiones que en este ámbito sean adoptadas en el futuro», y abordar en el seno del Consell de Turisme «toda la problemática suscitada ante la implantación de la tasa turística», según ha informado el consistorio en un comunicado.

Según se indica en la moción aprobada, «lo que algunas voces del Consell pretenden realmente es crear un nuevo impuesto que atacaría directamente a la competitividad de las empresas de alojamiento reglado, disminuyendo el poder adquisitivo de los turistas». Asimismo, señalan que inciden también «negativamente» en la «cuenta de resultados del resto de componentes de la industria turística», que «genera más del 13% del PIB y el 14% del empleo en la Comunitat Valenciana».

24-08-2020 Playa de Benidorm ECONOMIA ESPAÑA EUROPA MURCIA AYUNTAMIENTO DE BENIDORM – ARCHIVO

El texto incide en la negativa del sector turístico a este impuesto por diversas razones. Así, se hace referencia a que en la Comunitat Valenciana «el turismo interno es muy importante», por lo que «el 30% de los nuevos contribuyentes de este nuevo impuesto» será la «propia ciudadanía valenciana». Además, «no hay márgenes para incrementos de costes a través de esta ficción fiscal» ya que la Comunitat «presenta la «peor ratio de gasto por turista».

También contra la tasa argumenta el sector, y secunda el pleno, que en un momento en que el mercado británico «está sumido en un difícil proceso marcado por el Brexit», cualquier acción que pueda encarecer el producto turístico «desviará estos clientes a otros destinos», que como Turquía, Túnez o Egipto están optando por «bonificar la llegada de turistas».

Asimismo, señala que los turoperadores europeos «ya han advertido del efecto perjudicial» de este tipo de tasas «en la comercialización internacional, sobre todo para los destinos de la Comunitat Valenciana». Se indica, además, que este nuevo impuesto «manda un mensaje a los mercados que no se corresponde con la realidad, porque la Comunitat Valenciana debe ser sinónimo de hospitalidad y de territorio ‘tourist friendly'».

Por todo ello, el pleno ha mostrado su rechazo a la tasa. El alcalde, Toni Pérez, ya trasladó la pasada semana el «no y nunca» de Benidorm a este nuevo impuesto que «penaliza a la actividad turística».