Carlos Baño, presidente de Facpyme, anuncia su candidatura a presidir la Cámara de Comercio

El aspirante quiere ofrecer toda la formación necesaria para incrementar la capacitación de la totalidad de los miembros que forman el tejido empresarial

TERRETA | EP

El CEO de Tescoma España y vicepresidente segundo de la Cámara Oficial de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Alicante y actual presidente de Facpyme, Carlos Baño, ha anunciado este jueves la presentación de su candidatura a la presidencia de la Cámara, con motivo de la celebración de la 46 Noche de la Economía Alicantina.

Asimismo, se ha marcado como objetivo recuperar el peso del empresariado alicantino, cuya pujanza se ha visto «mermada» tras la desaparición de algunas organizaciones empresariales de la provincia, así como por el «bajo» perfil de la Cámara, lo que a su juicio ha provocado que la influencia del tejido empresarial se haya difuminado en los últimos tiempos.

«Hoy más que nunca la provincia de Alicante necesita del vigor de sus organizaciones para tener una presencia fuerte en la esfera pública. Todos sabemos de la vitalidad desplegada por la Cámara hace ya años y todos recordamos nombres como el de Eliseo Quintanilla o Antonio Fernández Valenzuela, entre muchos otros, que interpretaban acertadamente la defensa de los intereses de esta provincia y de sus empresarios«, ha manifestado el candidato en un comunicado.

En este contexto, «desde la complicada realidad actual pero con aquel recuerdo y buscando recuperar esa posición de referencia«, ha decidido presentar su candidatura para presidir la Cámara de Comercio de Alicante». Una candidatura, ha subrayado, que no irá en contra ni a favor de nadie, sino en interés del conjunto del tejido productivo de ka provincia.

«No creo que sea necesario citar mi trayectoria empresarial ni mi actividad en el seno de la Cámara así como en diferentes instituciones y organizaciones, ya que creo que me avala la firmeza, determinación y empuje para situarnos en el lugar de liderazgo que nos corresponde», ha agregado.

Por todo ello, Baño quiere hacer de la Cámara de Comercio un instrumento verdaderamente útil de interconexión ágil y fluida entre sociedad, ámbito empresarial e instituciones, y que deje de ser un mero ente administrativo o de gestión. «Más aún en un contexto marcado por la pandemia y en el que los efectos del Brexit, el aumento de los precios de la energía, el coste de las materias primas o la crisis por el desabastecimiento de suministros marcan nuevos desafíos que afectarán al conjunto de la producción industrial y por su incidencia sobre el consumo».

Para hacer frente a estos retos y afrontar con garantías la recuperación, Baño considera fundamental rejuvenecer los órganos camerales fomentando la presencia de talento y adaptándolos a la nueva realidad con un mayor protagonismo de mujeres y jóvenes emprendedores para así reactivar la labor de la Cámara: «Necesitamos una mirada fresca, ideas alternativas y una visión de futuro, y para ello contaremos con el mejor equipo y confeccionaremos un programa que se anticipe a las necesidades reales del empresariado».

Por último, apuesta por el establecimiento de pautas y mejoras constantes que ayuden a afrontar con garantías la adecuación a los mercados, cada vez más competitivos y cambiantes, con herramientas novedosas basadas fundamentalmente en la digitalización y la tecnología.

En definitiva, el aspirante quiere ofrecer toda la formación necesaria para incrementar la capacitación de la totalidad de los miembros que forman el tejido empresarial y con ello potenciar la provincia como destino prioritario para todas las empresas y sectores emergentes.