Carlos Mazón defiende el rigor de sus presupuestos para el nuevo ejercicio

El president asegura que el gobierno del cambio “cumple su palabra” lo que supone “más acciones y menos ficción”

El president de la Generalitat, Carlos Mazón, ha defendido el rigor de la gestión y de los presupuestos de la Generalitat para el próximo año frente a la “negligencia” y las inversiones “ficticias” del anterior Consell.

En su intervención en el Foro Nueva Economía, el jefe del ejecutivo valenciano ha relatado la situación económica que ha recibido del anterior gobierno, y ha asegurado que los presupuestos que se acaban de aprobar “son realistas y creíbles, abandonan los incrementos ficticios, las falsas comparativas, las inversiones presupuestadas a sabiendas que no se cumplirán”. 

Carlos Mazón ha afirmado que en el gobierno del cambio es importante “cumplir con la palabra dada. Eso significa más acciones y menos ficción y recuperar el verdadero sentido de lo que resulta esencial para el bienestar y el progreso de todos”. 

Incremento de la deuda en 15.000 millones 

El jefe del Consell ha indicado que en los ocho años del Botànic se ha construido “una enorme confusión interesada entre la deuda y la infrafinanciación” para ocultar inversiones ficticias. En este sentido, ha recordado que en los últimos años el gobierno de Ximo Puig se ha generado 15.000 millones más de deuda, que actualmente se sitúa en 57.000 millones de euros. Además, ha denunciado que en el último año se ha producido un déficit de 3.847 millones y los intereses de la deuda han alcanzado los 1.350 millones “por la irresponsabilidad del Botànic”. 

El president ha explicado que las medidas adoptadas por el nuevo Consell durante sus primeros 100 días se caracterizan por “el rigor en las cuentas públicas, el alivio fiscal a las personas más vulnerables, la reducción de la grasa política, la necesidad de resolver el déficit hídrico, la urgencia de abordar el modelo de financiación, la ampliación del Puerto de Valencia, el Corredor Mediterráneo, la simplificación de la Administración, o el apoyo a sectores productivos tan significativos como el de la cerámica”.

Mazón ha asegurado que la elaboración de los presupuestos para el próximo año se ha realizado sin conocer los datos del Gobierno de España y en “un contexto nacional inaudito, cuando se negocia la investidura en un proceso suicida que solo tiene como objetivo el poder”.

Ha añadido que “la realidad nacional ha condicionado de la peor manera la realidad autonómica, y bien que lo sentimos, porque el presidente del Gobierno ha hecho de la mentira una manera de entender la gestión de los intereses generales, y tenemos a un expresidente más preocupado en su carrera política y en su papel como muñidor valenciano del procés que en vigilar o defender las cuentas”. 

Defensa de los intereses españoles y valencianos

En el transcurso del acto, el jefe del Consell ha acusado a Pedro Sánchez de estar perpetrando un “asalto a la Constitución” y ha advertido de que los efectos serán una España a diferentes velocidades. “No se les podrá acusar, en este caso, ni de mentir ni de hacer demagogia, porque han venido telegrafiando esto desde el primer minuto que pasaron las elecciones generales”, ha asegurado. 

El president ha señalado que “llegaremos donde haga falta, con todos los que nos quieran acompañar, por la justicia que merece nuestra tierra, por la justicia que merecen los españoles”, por lo que ha convocado a la sociedad a una “lucha con rigor, que no sea contra nadie, que sea con brazos abiertos, que sea con inclusión, con los mismos valores con los que se puso en marcha la Constitución y el Estatut d’autonomia pero, a la vez, con la mayor determinación de un pueblo que vuelve a querer ser líder”, un liderazgo “sin complejos” y que “tiene que empezar por la reivindicación y por la bandera de lo que nos corresponde”, ha concluido.

Medidas adoptadas por el nuevo Consell

En otro momento de su intervención, el president se ha referido a las principales medidas adoptadas por el Consell entre las que ha destacado la supresión del impuesto de sucesiones y donaciones para ascendientes, descendientes y cónyuges, medida que beneficiará a unas 20.000 personas anualmente; así como la reducción del gasto político, mediante la disminución del número de conselleries, la reducción de asesores al 50% y de altos cargos en un 25% y la supresión de gasto político superfluo, que supondrá un ahorro de 20 millones de euros en esta legislatura.

Asimismo, ha destacado la aprobación del Anteproyecto de Ley de Medidas Fiscales de 2024 que contempla beneficios fiscales para las rentas medias y bajas con seis deducciones sociales en el IRPF y rebajas de tipos por la compra de vivienda para menores de 35 años y colectivos más vulnerables. También ha recordado que ha reducido las tasas y precios públicos de la Generalitat Valenciana en un 10%, además de congelarse las tasas universitarias; y se ha aprobado la exoneración del canon del agua del 50 % a las personas con vulnerabilidad severa.

Mazón se ha referido a la creación de la Mesa del Agua de la Comunitat Valenciana “para defender el agua con rigor” y del Comité de Coordinación Autonómica y Local de la Comunitat Valenciana, para “por fin sentar en una misma mesa” a las Diputaciones y los Ayuntamientos de València, Castellón, Alicante y Elche junto con la Federación Valenciana de Municipios y provincias.

También ha subrayado la necesidad de acometer una simplificación de la burocracia administrativa a través del Plan Simplifica y ha señalado que su gobierno ha duplicado e incluso triplicado las ayudas a fondo perdido para el sector de la cerámica, y ha subrayado que en el último mes se han autorizado 12 operaciones, frente a las 10 autorizadas en los anteriores 10 meses.

Nuevas previsiones presupuestarias y eficacia en la gestión

El jefe del ejecutivo valenciano ha incidido en que el nuevo Consell ha tenido que destinar fondos a líneas presupuestarias que aunque estaban comprometidas no contaban con fondos. En este sentido, ha explicado que se ha tenido que dar cobertura presupuestaria a la renta valenciana de inclusión, con 36,5 millones de euros, y a las ayudas a la dependencia, con 39,4 millones de euros, y se ha activado un plan de choque para pagar a los centros sociales que no estaban recibiendo el dinero adeudado por la Generalitat.

Carlos Mazón también ha destacado la apuesta de su gobierno por la libertad educativa, por la cultura del esfuerzo y por la promoción del valenciano frente a la imposición del anterior Consell, así como por la calidad educativa y por la transparencia con las universidades públicas que por primera vez han podido conocer sus presupuestos antes de ser aprobados por el Consell.

Por último, entre otras cuestiones, ha avanzado que por primera vez en ocho años la Albufera tendrá un plan de usos y protección “con consenso y participación” y ha reivindicado la “eficacia” como la cuestión fundamental que debe regir tanto la gestión pública como la público-privada. En este sentido, se ha referido a la reversión de los hospitales de Manises y Denia, y al mantenimiento de la actual gestión de Elche, que ha calificado de “hospital de excelencia”.