Carmen Calvo: «El feminismo no puede ser otra cosa que abolicionista»

La exvicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha defendido este miércoles que «el feminismo no puede ser otra cosa que abolicionista», durante un acto en Alaquàs (Valencia) en el que el PSOE ha reafirmado su postura abolicionista.

Calvo ha participado en el coloquio ‘El feminismo es abolicionista’, junto a la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo; la vicesecretaria general de Igualdad del PSPV-PSOE, Ana Domínguez, y la diputada en Les Corts Rosa Peris, según ha informado la formación en un comunicado.

La exvicepresidenta ha lamentado que «el fascismo español quiera quitar de en medio todas las políticas que nos han permitido avanzar». «Debemos seguir legislando contra la desigualdad», ha sostenido.

En ese contexto, ha apostado por, «el próximo 8 de marzo Día de la Mujer, salir a reivindicar la agenda de la ciudadanía por los derechos y libertades de todas las mujeres».

Por su parte, Gabriela Bravo ha remarcado que «cuando hablamos de prostitución hablamos de derechos humanos y no podemos tratar a estas mujeres como si fueran víctimas invisibles».

«En los últimos años hemos avanzado mucho, somos conscientes de que tenemos unas competencias limitadas pero sabemos que nuestros mensajes y discurso pueden tener un efecto amplificador para remover mentalidades», ha destacado la consellera.

Asimismo, Bravo ha apostado por «sancionar el consumo de la prostitución y tipificar el consumo del sexo pagado e incorporar nuevas formas para tipificar el proxenetismo» y ha afeado que el ordenamiento jurídico «no proteja a las mujeres víctimas del sistema prostitucional».

En esta línea, la vicesecretaria general de Igualdad del PSPV-PSOE, Ana Domínguez, ha señalado que «los y las socialistas tienen la firme convicción de que la postura del feminismo frente a la prostitución no puede ser otra que la abolición» y ha apostado por «prestar especial atención a los nuevos discursos que buscan alimentar el discurso de la regulación de la prostitución». «Lo que defienden es una falsa libertad y promover el patriarcado del consentimiento», ha subrayado.

Igualmente, la diputada en Les Corts Valencianas Rosa Peris ha afirmado que «la agenda feminista del siglo XXI tiene sus propias reivindicaciones que pasan por luchar contra la discriminación y avanzar en la igualdad de mujeres» y ha celebrado que «los socialistas hayamos conseguido poner sobre la mesa el debate de la abolición de la prostitución».