Comisión de Zonas Verdes achaca el retraso del nuevo contrato al anterior gobierno tripartito

El contrato finalizaba en julio de 2018 y el Tripartito tendría que haber iniciado 10 o 12 meses antes la tramitación de uno nuevo para evitar llegar a su término y dejar la prestación del servicio sin contrato.

TERRETA|EP

La comisión del contrato de mantenimiento de Zonas Verdes se ha cerrado con la aprobación de los escritos de conclusiones presentados por el equipo de gobierno -PP y Cs-, junto a Vox, en los que se atribuye el retraso de la nueva contrata al anterior gobierno municipal, el «tripartito» integrado por PSPV, Compromís y Guanyar Alacant, por no iniciar el proceso de licitación en los tres años de gobierno municipal.

Las conclusiones, que han salido adelante con el rechazo de los grupos PSPV, Compromís y Unides Podem-EUPV, señalan que «a la vista del desarrollo de las sesiones de la comisión, parece cada día más evidente que la reclamación de un sindicato fue la excusa que necesitaba el anterior tripartito para poner en entredicho uno de los principales servicios de la ciudad», según un comunicado del consistorio.

El concejal de Medio Ambiente, Manuel Villar, ha recriminado a los representantes del anterior tripartito en el gobierno municipal que venciera el anterior contrato de mantenimiento tres meses después de dejar el gobierno municipal «tras tres años en su gestión sin que hubieran iniciado los trámites para la licitación del nuevo, que ha obligado a mantener el servicio fuera de contrato hasta la adjudicación del actual a finales de 2020».

Asimismo, ha recordado que el PP asumió el gobierno en abril de 2018 y a los tres meses terminaba este contrato sin que el tripartito en el gobierno municipal durante los tres años anteriores hubieran iniciado trámite alguno para su contratación, ni hubiera mejorado el mismo al no haber presentado ninguna modificación durante su etapa al frente del gobierno municipal. «De los seis años del contrato tres lo gestionaron ustedes -en alusión al tripartito-«, les recordó el edil.

Villar ha señalado que el anterior contratista tuvo «que hacer frente al mantenimiento de 44 nuevas zonas verdes habilitadas en la ciudad que no estaban en el contrato y que se generaron durante su vigencia, sin que se introdujeran modificaciones para reforzar el servicio».

Además, el portavoz del equipo de gobierno, Antonio Manresa, ha reprochado a la oposición que «se mantuviera esta comisión cuando el autor de la denuncia presentada por el sindicato mayoritario en la anterior contrata fuera retirada, por lo que el objeto para convocar la comisión quedaba sin efecto».

Igualmente, Manresa ha recordado que «el contrato finalizaba en julio de 2018 y que el Tripartito tendría que haber iniciado 10 o 12 meses antes la tramitación de uno nuevo para evitar llegar a su término y dejar la prestación del servicio sin contrato».

Por último, tanto Villar como Manresa han recordado que «la tramitación de la licitación del nuevo contrato la tuvo que iniciar el PP en el último año del pasado mandato, concretamente el 2 de octubre de 2018, partiendo de cero y que se adjudicó a finales de 2020».