Compromís reclama la reapertura de la biblioteca municipal de Juan XXIII cerrada desde mayo

Los concejales de Compromís en el Ayuntamiento de Alicante Natxo Bellido y Rafa Mas han vuelto a denunciar el cierre continuado de la Biblioteca Juan XXIII, del que hacen responsable al concejal de Cultura, Antonio Manresa, y han reclamado que se reabra la biblioteca, ya que junto a otros cierres «ha dejado bajo mínimos» el servicio bibliotecario municipal.

Redacción Terreta/EP

Según Mas, Manresa es el causante de esta situación por su «dejadez de funciones» que ha permitido el cierre permanente, desde mayo, de la Biblioteca municipal de Juan XXIII por la marcha de un funcionario, según ha precisado en un comunicado.

A su juicio, «jamás un concejal ha hecho tan poco por la cultura alicantina y el acceso de la ciudadanía a la misma. Desde hace dos años denunciamos la precariedad de la red de bibliotecas municipales. Antes de la pandemia contábamos con once bibliotecas en la ciudad, ahora tan solo nueve, tras el cierre de Juan XXIII o la del Mercado Central».

En esta línea, Mas ha añadido que «todo esto se une a la falta de compra de libros nuevos, hasta el punto de que las bibliotecas se nutren solo de donaciones particulares, la falta de personal o la falta de iniciativas como el Bibliobus para recorrer las pedanías de Alicante».

Esta situación incrementa la «desidia» desde el área de cultura al «no contar la ciudad ni con salas de estudios municipales ni abrir los fines de semana las bibliotecas, siendo solo la apertura de lunes a viernes y en horario muy reducido».

Además, desde Compromís han señalado que, en el caso de Juan XXIII, el cierre afecta al alumnado de los colegios próximos, como el Santísima Faz, Benacantil, Gloria Fuertes o el IES de Las Lomas, que no pueden acceder a este servicio «tan necesario».

En este sentido, Mas ha reclamado junto a las direcciones de los centros del barrio, «la apertura tanto de la biblioteca de Juan XXIII como el centro social comunitario, también cerrado, a las concejalías de Cultura y Acción Social.

Son equipamientos necesarios para la zona, como una de las bases en la lucha contra la desigualdad, por lo que le pedimos al señor Barcala que deje de vender humo con petición de proyectos como el Hermitage mientras tiene abandonada la red municipal de bibliotecas».

«La mejor aportación que puede hacer el alcalde a la cultura de la ciudad de Alicante es cesar en sus funciones al concejal de Cultura Antonio Manresa», ha concluido Mas.