Crisis en el gobierno valenciano

El vicepresidente segundo del Consell y Conseller de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau, ha comunicado a diversos miembros de su departamento y al propio presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que dejará su cargo en la Generalitat en las próximas semanas con el probable objetivo de regresar al ámbito universitario.

El entorno de Dalmau apunta que el conseller de Vivienda considera que ha cerrado una etapa poniendo en marcha una conselleria de cero y activando las políticas públicas de vivienda en la Comunitat Valenciana. En la pasada legislatura, en la que Podemos prestaba apoyo parlamentario pero no formaba parte del Ejecutivo, estas políticas formaban parte de la Conselleria de Infraestructuras.

Hace una semanas desde el PPCV se pedía la dimisión del Dalmau por el aumento de la lista de espera de vivienda pública y los desahucios disparados. Se le acusaba desde populares de ser un desastre como gestor, ya que las lista de espera de una vivienda pública habian crecido en 20.000 personas desde que es conseller Dalmau, pasando de las 25.000 personas hace dos años a los actuales 45.000.

Puig le ha trasladado que tienen «absoluta confianza» en su trabajo y desde Presidencia, se subraya que de materializarse la voluntad de abandonar el consell por parte del vicepresidente, esto no afectará en ningún caso a la gestión del Consell.