Cuatro detenidos por presunto maltrato a un joven tutelado en una residencia concertada de El Campello

Oltra, ha defendido que la inspección autonómica alertó a la Fiscalía de posibles maltratos en la vivienda tutelada

TERRETA | EP

La Guardia Civil ha detenido a cuatro personas por un presunto maltrato y vejaciones a un joven tutelado en una residencia concertada de la localidad alicantina de El Campello, dedicada a la atención a jóvenes con trastorno del espectro autista, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la investigación.

La actuación se ha llevado a cabo por la Guardia Civil de El Campello. La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas trasladó una serie de hechos a Fiscalía tras una inspección de oficio que realizó al centro.

El departamento dirigido por Mónica Oltra elaboró un informe que entregó al ministerio público. Desde la Conselleria se ha destacado que están colaborando con Fiscalía y que han puesto a su disposición toda la documentación.

Fuentes de la Conselleria han indicado a Europa Press que han comunicado a los familiares de los internos plazas disponibles en otros centros por si deciden su traslado.

Se trata de una vivienda tutelada concertada desde agosto de 2018 con la Conselleria de Igualdad y que, según explica en la asociación que se ocupa de ella en su web, es el hogar funcional para un grupo mixto de siete jóvenes que acceden al centro a través del sistema de dependencia.

OLTRA TRAS LAS DETENCIONES

La vicepresidenta de la Generalitat y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, ha defendido que la inspección autonómica alertó a la Fiscalía de posibles maltratos en la vivienda tutelada de El Campello donde se ha detenido a cuatro personas y ha puesto en valor el refuerzo de estas inspecciones que ha llevado a cabo su departamento: «Hemos puesto todos los medios para que estas situaciones se detecten y se corrijan».

Oltra ha señalado que, durante una inspección de la Generalitat en el centro, de titularidad privada pero con plazas concertadas por la Conselleria, se detectó «una serie de presuntos maltratos» a los residentes del centro que la administración puso en conocimiento de la Fiscalía.

A su vez, el Ministerio Público ya investigaba la cuestión «porque le habñia llegado por otras vías», ha precisado la vicepresidenta, al tiempo que ha asegurado que la Generalitat ha colaborado en la investigación y que personal de la Conselleria acudió al lugar en el momento de la detención.

«Para nosotros lo fundamental es que haya unos servicios de dignidad y de respeto» y «cuando se detecta una situación de maltrato que no es tolerabe para la dignidad humana colaboramos con la Fiscalía para reconducir la situación», ha defendido Oltra, antes de explicar también que se ha ofrecido a los familiares cambiar de centro pero han decidido permanecer en la vivienda tutelada de El Campello.

La titular de Igualdad ha reivindicado el incremento de inspectores que se ha llevado a cabo e los últimos años, pasando de siete en 2015 a 34 en la actualidad. También ha remarcado que en la ley de acompañamiento de los presupuestos se contempla aumentar «todavía más» la inspección.

Oltra ha insistido en que el centro es de titularidad y gestión privada. «Cuando se privatiza es cuando más hace falta el control», ha manifestado, antes de insistir: «Hemos puesto todos los medios para que estas situaciones se detecten y se corrijan».

Respecto a que la portavoz de Igualdad del PP en Les Corts, Elena Bastidas, haya solicitado su comparecencia, Mónica Oltra ha asegurado: «Daré la cara ante quien haga falta, pero aquí uno de los agentes que ha destapado esta historia es la inspección de la Generalitat, gracias al refuerzo de lo publico podemos controlar lo privado».