Detenida en Callosa una pareja que hacía rituales con ayahuasca y sapo bufo

Marido y mujer, de 42 y 38 años de edad respectivamente, «realizaban rituales con sustancias psicotrópicas ilegales como la ayahuasca, o las escamas de sapo bufo, bajo el reclamo de medicina ancestral internacional. Se les imputa un delito contra la salud pública. Eran el presidente y secretaria de una asociación que realizaba rituales bajo el efecto de sustancias psicotrópicas», informa la Guardia Civil en una nota.

«Los ahora detenidos registraron formalmente su asociación en junio de 2019. Desde aquel momento, se sospechó que tanto los fines como las actividades de esta entidad pudieran ser perjudiciales para la salud y para la seguridad pública, por incluir entre sus “medicinas” ofertadas sustancias prohibidas por el Convenio de Sustancias Psicotrópicas de 1971 de las Naciones Unidas», añade.

En el visionado y análisis de algunos de los vídeos de los rituales que ellos mismos habían publicado en internet y en redes sociales, se observó a clientes que consumían en forma líquida o inhalaban los psicotrópicos que él (el maestro de ceremonias) les aportaba, mientras ella les obstruía la respiración para que mantuvieran más tiempo el humo en su interior. A consecuencia de esta práctica, solían caer al suelo con algunas convulsiones y presentaban una alteración grave de la conciencia.

«Todo esto teniendo en cuenta que el presidente y director de estas actividades no poseía ninguna titulación profesional o formativa que le amparara facultativamente para el uso y suministro a terceras personas de sustancias psicotrópicas, psicoactivas, psicodélicas o alucinógenas, las cuales pudieran representar una amenaza grave para la salud», añade la nota.

Los ahora detenidos ofertaban estancias de fines de semana completos a través de internet. En cuanto a los clientes, a cambio de una sesión pagaban entre 75 y 150 euros, dependiendo de la sustancia a consumir, y si se quedaban todo el fin de semana, hasta 350 euros. 

Durante los registros realizados en la vivienda y sede de la asociación, los agentes encontraron efectos y sustancias prohibidas repartidas por diferentes estancias. Asimismo, localizaron la escama de Bufo Alvarius guardada en una caja fuerte en la habitación principal por su peligrosidad. Y también setas alucinógenas, como la Amanita Muscaria, o plantas como el topo, la hierba de San Juan o el cactus de San Pedro, además de pequeñas cantidades de hachís y marihuana.

El consumo de estas sustancias psicotrópicas puede provocar numerosos efectos adversos. Por ejemplo, el consumo de la ayahuasca puede provocar un cuadro psicótico agudo sobre el córtex cerebral y en algunos casos, puede ser irreversible, llegando a desencadenar esquizofrenia.  Una sobredosis del hongo Amanita Muscaria puede conducir a delirios y coma, informa la Guardia Civil.

Fuente: Guardia Civil