Detenida una empleada de una residencia de mayores de Sant Vicent por robar joyas a tres ancianas

La Guardia Civil ha detenido a una mujer de 44 años, empleada de una residencia de ancianos de Sant Vicent del Raspeig (Alicante), por presuntamente robar joyas a tres ancianas. Al parecer, se habría valido del «alto grado de confianza» que habían depositado en ella sus víctimas para sustraerles los objetos de gran valor del interior de sus habitaciones.

Tras la primera denuncia interpuesta, gracias a la colaboración del centro de mayores ha sido posible dar con más víctimas afectadas por esta mujer. Hasta el momento, se le han imputado tres delitos de hurto cometidos en su lugar de trabajo.

La detenida ha sido entregada a la autoridad judicial competente, quien ha decretado su puesta en libertad con la imposición de medidas cautelares, según ha informado el instituto armado en un comunicado.

La operación arrancó cuando la Guardia Civil, en el mes de marzo, por medio de la denuncia de un familiar de una interna de una residencia de ancianos de la localidad, tuvo conocimiento de la supuesta sustracción de una cadena y un colgante, ambos de oro.

Con la finalidad de esclarecer los hechos, ocurridos entre diciembre y febrero, el Área de Investigación del Puesto Principal de Sant Vicent del Raspeig decidió dar inicio a la ‘Operación Joyan’.

Los agentes, gracias a la colaboración de la dirección del centro de mayores, detectaron en la misma residencia otros dos hechos similares por las mismas fechas, que fueron igualmente denunciados por los familiares de otras dos usuarias del centro.

Tras un análisis de los hechos denunciados, los agentes comprobaron que todos los hurtos tenían una conexión entre ellos y que todos los indicios señalaban a una mujer española de 44 años, sin antecedentes policiales, empleada de la residencia, quien presuntamente sería la autora de los robos de las joyas desaparecidas.

Una vez centradas las investigaciones en la sospechosa, los agentes pudieron comprobar que los objetos fueron vendidos en un establecimiento dedicado a la compra y venta de joyas.

El pasado 19 de abril los investigadores citaron en el puesto Principal de la Guardia Civil de San Vicente del Raspeig a la principal y única sospechosa para detenerla e imputarle tres delitos de hurto. No obstante, la operación continúa abierta, por lo que no se descarta que puedan aparecer nuevos perjudicados.