Detenidas 9 personas por provocar peleas multitudinarias para robar en la zona de ocio del puerto

Las investigaciones se iniciaron a raíz de la declaración de cinco víctimas que coincidieron en sus declaraciones sobre la autoría de los hechos

TERRETA|EP

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alicante a nueve personas acusadas de provocar peleas multitudinarias en la zona de ocio del Puerto para robar a las víctimas de sus agresiones las joyas, el dinero o los móviles que llevaran. Los arrestados llegaron a conseguir un botín superior a los 6.000 euros, según ha informado la Policía en un comunicado.

Fruto del dispositivo especial de prevención de delitos en las zonas de ocio de Alicante, más concretamente en la zona del Muelle de Levante, agentes de la Comisaría de Alicante Centro han conseguido detener a un grupo de personas que operaban coordinadamente para presuntamente robar con violencia a los clientes de los establecimientos, principalmente víctimas de origen extranjero.

Las investigaciones se iniciaron a raíz de la declaración de cinco víctimas que coincidieron en sus declaraciones sobre la autoría de los hechos: que un grupo de chicos y chicas jóvenes les habían robado tras una agresión, iniciada por dos de estas mujeres.

Los hechos ocurrieron sobre las 07.00 de la mañana del día 14 de noviembre, cuando un grupo de amigos que estaban en la zona de ocio del puerto fueron increpados con gritos y amenazas por otro grupo, con acusaciones que carecían «totalmente de veracidad», iniciándose una discusión entre ellos.

A continuación y sin darles prácticamente tiempo a reaccionar, una estas chicas del último grupo cogió del pelo a una de las víctimas y la tiró al suelo, tras lo que le dio un puñetazo en el labio, continuando dándole patadas por todo el cuerpo mientras que estaba en el suelo. A la agresión se sumó cada vez más gente, y no concluyó hasta que se personó en el lugar un vigilante de seguridad que dijo haber avisado a la Policía.

Cuando la víctima se levantó del suelo, pudo ver que a su alrededor había un grupo de entre 15 a 20 personas en actitud «desafiante y agresiva», junto a las instigadoras de la pelea, y se dio cuenta de que no tenía ni su teléfono móvil, ni sus joyas y dinero.

Otro de las víctimas, un varón joven de nacionalidad extranjera, manifestó que iba acompañado por unos familiares y que fueron agredidos del mismo modo, empleando la misma argucia inicial utilizada por dos mujeres que agredieron inicialmente a su suegra.

A la agresión se sumaron otros ocho o nueve hombres más, que pudo ver cómo intentaban quitar una cadena de oro que llevaba en el cuello uno de sus conocidos, aprovechando en todo momento la superioridad numérica.

La víctima dijo que mientras que a él le daban patadas y puñetazos, alguien le metía la mano en los bolsillos de la chaqueta, terminando así por robarle su teléfono móvil, una cadena, un anillo y una pulsera de oro, además del dinero que llevaba, tanto americano como el que llevaba en euros.

Tras la agresión, los autores se marchaban del lugar en un vehículo, aprovechando la confusión generada y se dispersaron para evitar ser localizados por la Policía.

De la investigación de los hechos se hizo cargo el Grupo Operativo de Policía Judicial de la Comisaría de Alicante Centro, apoyados en el trabajo de campo por el Grupo Operativo de Respuesta (GOR) de la misma Comisaría, que comenzaron las pesquisas con la gestión de las cámaras de grabación del lugar de los hechos.

De esta forma consiguieron identificar a los presuntos autores de los hechos, nueve de los cuales fueron detenidos el pasado 14 de diciembre, aunque no se descartan más arrestos en el futuro. Los investigadores pudieron determinar que el producto obtenido en los robos superaba los 6.000 euros entre dinero en efectivo, joyas y teléfonos móviles.

Los nueve detenidos, de entre los 19 y 22 años, de nacionalidad española, ocho de ellos con antecedentes previos, fueron puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Alicante.