Detenido un joven por pintar más de 15 grafitis en la pared de piedra del pórtico del Ayuntamiento

Tras una batida por las inmediaciones, localizaron a ocho jóvenes que portaban un aerosol de pintura de color amarillo

TERRETA|EP

La Policía Local de Alicante ha detenido a un joven de 25 años como presunto autor de más de 15 grafitis en las paredes de piedra del pórtico y las puertas metálicas del Ayuntamiento este pasado domingo. También se le imputa un supuesto delito de daños contra el patrimonio histórico.

En esta operación policial también se ha logrado identificar a ocho personas y se ha incautado el aerosol amarillo presuntamente utilizado para las pintadas. Además, este lunes se ha procedido a la restauración de la fachada del edificio consistorial y a la eliminación de los grafitis en la pared del pórtico y sus puertas metálicas, según ha informado el consistorio en un comunicado.

Los hechos tuvieron lugar este pasado domingo sobre las 08.00 horas, cuando la Policía Local tuvo conocimiento de la realización de varios grafitis en las proximidades de la Plaza del Ayuntamiento. También pudo obtener una descripción de los autores de las pintadas.

De inmediato se desplazaron varias unidades policiales y localizaron más de quince grafitis realizados en distintos elementos del mobiliario urbano, como papeleras o contenedores de residuos. Igualmente, se han detectado también sobre algunas fachadas de edificios, persianas de locales o en la calzada.

También se habían realizado pintadas sobre las puertas metálicas del edificio del Palacio consistorial y en una de las paredes de piedra del pórtico del Ayuntamiento de Alicante, sujeto a una especial protección por su carácter de Bien de Interés Cultural.

Los agentes organizaron un dispositivo de búsqueda de los posibles autores de este acto vandálico y, tras una batida por las inmediaciones, localizaron a un grupo de ocho jóvenes que portaban un carrito de la compra en cuyo interior se encontraba un aerosol de pintura de color amarillo, el mismo que los grafitis, e incluso algunos todavía mantenían restos de pintura amarilla entre sus manos.

Por tales hechos, al tratarse de un Bien de especial protección, cinco jóvenes fueron trasladados a comisaría aunque fue uno de ellos el que resultó detenido tras reconocer haber sido el presunto autor.

«El Ayuntamiento protege y cuida su patrimonio y cuenta con una vigilancia permanente y un sistema de cámaras de vigilancia en las fachadas del Palacio consistorial, que es un Bien de Interés cultural del siglo XVIII, para preservar este BIC y evitar estas conductas inadmisibles», ha destacado el edil de Seguridad José Ramón González.