El Ayuntamiento adjudica las obras del parque público del PAU II-Isla de Corfú por 1,8 millones

La oferta presentada por la UTE adjudicataria incluye, sin coste para el Ayuntamiento, la mejora ambiental que supone un incremento de las especies vegetales y de los materiales que favorecen su crecimiento.

TERRETA|EP

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado este martes la adjudicación del contrato relativo a la ejecución de las obras comprendidas en el proyecto de «Infraestructura verde en el ámbito parque urbano Isla de Corfú – Parque Público PAU II», por un plazo de ejecución de doce meses.

Las obras se han adjudicado a la unión temporal de empresas formada por las mercantiles Ecisa Compañía General de Construcciones, S.A. y Construcciones Urrutia, S.A abreviadamente, UTE Isla Corfú, por la cantidad de 1.845.517,51€, IVA incluido, cuya oferta ha sido identificada como la más ventajosa, sobre un presupuesto base de licitación de 2.098.371,24 euros.

El presupuesto de la obra tiene carácter plurianual con una partida para el presente año de 175.900,00 € quedando una partida de 1.669.617,51 euros para 2022.

La oferta presentada por la UTE adjudicataria incluye, sin coste para el Ayuntamiento, la mejora ambiental que supone un incremento de las especies vegetales y de los materiales que favorecen su crecimiento y un incremento en las condiciones de funcionalidad y accesibilidad que supone el suministro e instalaciones de material con mayor calidad y prestaciones; por otro lado, se contempla una ampliación del plazo de garantía en un año extra.

Este parque contará con más de 20.000 metros cuadrados y se plantea como un espacio vegetal que «favorece por su ubicación y diseño la habitabilidad y amabilidad urbanística para los ciudadanos de la zona y visitantes», según ha destacado el edil. El nuevo espacio contará con equipamientos deportivos y zona de juegos infantiles, así como mobiliario urbano. Está prevista la implantación de 44 puntos de luz LED y amplias zonas ajardinadas.

Con respecto a la jardinería, el proyecto contempla potenciar la heterogeneidad de los espacios basándose en los criterios de cromatismo, temporalidad y compatibilidad. Se establecerán diferentes zonas de plantación según el color mayoritario de su floración, y de esta manera, el jardín dispondrá de un recorrido cromático cambiante.

En todas las zonas, se utilizará como base las variedades de vegetación de colores verde, gris, amarillo, marrón o crema y blanco. Se diferenciarán las superficies según el uso mayoritario de especies de colores y, como puntos de contraste, se incluirán dentro de cada parte del terreno, algunas plantas de colores de otras zonas.