El caso de Marta Calvo, en manos del jurado popular

El presunto asesinato de Marta Calvo, Arliene Ramos y Lady Marcela ya está en manos del jurado popular que desde hace más de un mes ha juzgado a Jorge Ignacio P.J. por estos crímenes. Ahora deberá decidir si el acusado es culpable o no de los delitos que se le atribuyen.

Este lunes, tras 22 sesiones de juicio en la Audiencia Provincial de Valencia, se ha entregado al jurado, compuesto por siete mujeres y dos hombres, la propuesta del objeto del veredicto y comenzará a deliberar sobre el asunto.

El objeto del veredicto está compuesto por diferentes preguntas pactadas por las diferentes partes del procedimiento, tanto favorables como desfavorables para Jorge Ignacio P.J., y el jurado tendrá que responderlas y motivarlas correctamente.

El acusado ha defendido su inocencia durante la vista y, de hecho, en el turno de la última palabra, insistió: «Lo único que puedo decir es que no le he quitado la vida a nadie, no he drogado a nadie, no he violado a nadie ni he puesto droga a nadie en sus órganos genitales».

El acusado, a quien se le atribuye, además, otros siete delitos de abusos sexuales a otras jóvenes –todas ellas prostitutas–, señaló el último día de juicio que sentía «mucho» el dolor que pueda tener la familia de Marta Calvo por no haber encontrado el cuerpo, pero dijo «lo que ocurrió con todo lujo de detalles. No tengo nada más que aportar», manifestó.

Jorge Ignacio se enfrenta a la prisión permanente revisable, tal y como reclaman algunas acusaciones, mientras que la Fiscalía le solicita 120 años de prisión, 10 años menos que lo que requería inicialmente tras retirarse una de las víctimas como acusación, que no quiso declarar en el juicio. Le atribuye tres delitos de homicidio y 10 abusos sexuales. Por su parte, la defensa reclama la absolución.