El Consejo Económico de la Diputación de Alicante rechaza mayoritariamente la tasa turística

PSPV, Compromís, Escola Valenciana y los sindicatos mayoritarios se muestran partidarios a su implantación.

La Diputación de Alicante ha celebrado este lunes una sesión extraordinaria del Consejo Económico y Social de la provincia con un único punto en el orden del día: abordar la propuesta de aplicación de la tasa turística en la Comunitat Valenciana, una medida que se ha saldado con el rechazo de los asistentes a excepción del PSPV, Compromís, Escola Valenciana, UGT y CCOO, que no han apoyado el documento que pide la retirada del impuesto.

En concreto, la sesión ha tratado el análisis sobre la proposición de ley para medidas fiscales de un turismo sostenible, actualmente en tramitación en Les Corts y con «la oposición de buena parte del sector empresarial alicantino», recoge la institución provincial en un comunicado.

Este manifiesto ha sido defendido por la secretaria general de la patronal hotelera Hosbec, Nuria Montes, alertando de los «efectos negativos» de la implantación de la tasa consensuada por los socios del gobierno valenciano (PSPV-Compromís-UP). Sería un impuesto de carácter voluntario, a decidir por cada ayuntamiento, que se podría aplicar a partir de 2024.

Según el documento, hay más de 2.500 adhesiones desde todas las organizaciones empresariales del sector turístico, autonómico, nacional, profesional, consumidores y trabajadores del colectivo que están «en profundo desacuerdo» con la proposición de ley. Un término «eufemístico», a su juicio, «como si para impulsar la sostenibilidad hiciera falta un nuevo impuesto».

Los integrantes del Consejo Económico y Social, en el que están representados todos los ámbitos de la provincia, se han pronunciado mayoritariamente en contra de esta medida, al considerar que supondrá un impacto negativo sobre el principal motor económico del territorio.

Bajo su punto de vista, este impuesto pretende «castigar» a las personas que elijan visitar la Comunitat valenciana, penalizando así la actividad hotelera y el alojamiento turístico reglado. Además, consideran que no se trata de un gravamen municipal y voluntario, sino autonómico, y que se recaudará en todas las localidades y empresas de alojamiento turístico y de cruceros.

MAZÓN: «¿CON QUÉ PSOE NOS QUEDAMOS?»

«Estamos en una situación muy difícil para la competitividad del turismo y de la provincia de Alicante y convendría saber qué piensa el secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig», ha dicho al término del encuentro el presidente de la Diputación y del PPCV, Carlos Mazón.

Se ha preguntado «con qué PSOE nos quedamos si en el mismo día el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, es capaz de decir que es un error la tasa turística y media hora después en la Diputación de Alicante su grupo vota con Compromís exactamente lo contrario».

En esta línea se ha manifestado el diputado de Presidencia y alcalde de Torrevieja, el ‘popular’ Eduardo Dolón, tachando de despropósito «trasladar a los alcaldes si eligen aplicar la tasa o no en sus municipios», al tiempo que ha trasladado a los asistentes la apreciación de Colomer al tildar de «error» la medida en su comparecencia de este lunes en una comisión en Les Corts

Para Javier Gutiérrez (Cs), este «es un tema de números y no es cierto que su aplicación tenga escasa incidencia para el turista, porque su repercusión es alta».

Por su parte, en representación de la Cámara de Comercio de Alicante, Carlos Baño ha mostrado su rechazo a una tasa «ilógica», advirtiendo que «cualquier aumento es fatal para que los turoperadores busquen otros destinos».

«MÁS TURISMO Y MÁS GASTO»

Frente al rechazo a la tasa, el portavoz de Compromís, Gerard Fullana, ha lamentado que se trae a valoración este asunto «sin haberlo trabajado previamente», al tiempo que ha defendido la aplicación de la tasa porque «generará más turismo, más gasto, y más capacidad de inversión en políticas sostenibles».

Un argumento que comparte el representante de Escola Valenciana, quien ha solicitado informes que complementen el documento presentado por la patronal autonómica CEV para llegar a un consenso.

Finalmente, desde el PSPV se ha expuesto que el turismo «no es el único sector que genera riqueza en la provincia» y se ha apostado por llevar a cabo un análisis sereno y fundamentado de esta tasa que «tiene escasa incidencia en la viabilidad empresarial del sector», en palabras del diputado Miguel Millana.

Esta sesión extraordinaria ha contado con la presencia de 25 representantes de UGT, CCOO, CEV, Cámara de Comercio, Universidad de Alicante y Universidad Miguel Hernández de Elche, colegios de médicos y enfermería de la provincia, FAPA, CONCAPA, ASAJA, Autoridad Portuaria, Federación de Cofradías de Pesca, COCEMFE, COVAPA y cuerpo consular de la provincia.

Así como otras entidades y organizaciones, de las que 18 han suscrito favorablemente el manifiesto de la CEV contra la tasa, y siete han mostrado su rechazo al texto, en el que se aboga por retirar la iniciativa de tramitación.