El plan de vivienda de Pedro Sanchez

El presidente del Gobierno visita la regeneración del barrio de San Antón de Elche.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, han visitado este miércoles el barrio de San Antón en Elche, donde se llevan a cabo actuaciones en edificación y renovación urbana que suponen una inversión total de 22,7 millones de euros por parte de la Generalitat para la generación de vivienda pública.

Sánchez se ha adentrado en los nuevos edificios de viviendas y en los terrenos que acogerán otro nuevo bloque de pisos, durante un recorrido por el que también han participado el vicepresidente segundo y conseller de Vivienda, Héctor Illueca; el alcalde de Elche, Carlos González; la consellera de Innovación, Carolina Pascual, y la delegada del Gobierno en la Comunitat, Gloria Calero.

A nivel autonómico, Illueca ha destacado que Elche es uno de los municipios donde la Generalitat más está invirtiendo en actuaciones de regeneración urbana y vivienda en estrecha colaboración con el Ayuntamiento. Ha resaltado el potencial de las políticas públicas para «dignificar el parque público y las condiciones de vida de la gente» y, por otro lado, su potencial para modernizar el sector de la edificación e introducir criterios de eficiencia energética, algo «muy importante en el momento que vivimos».

Además, el vicepresidente segundo ha asegurado en un comunicado que la rehabilitación y la regeneración urbana serán vectores fundamentales para la canalización de los fondos europeos: «Estamos ante un buen ejemplo de políticas públicas al servicio de la ciudadanía».

El alcalde de Elche ha indicado que se trata de una «actuación que es pionera en toda España» y que significa regeneración y renovación de un barrio «degradado». «Al final significará, por una parte, la renovación total del barrio, la regeneración urbana y que, sobre todo, lo que tiene es un enorme impacto en la calidad de vida y en el bienestar de los vecinos», ha declarado en un comunicado del consistorio.

FINANCIACIÓN ESTATAL

De cara al futuro, el primer edil ha añadido que ha planteado al presidente del Gobierno, a la ministra y al secretario de Estado de Agenda Urbana la necesidad de abordar la financiación de las siguientes fases para completar está actuación.

«El objetivo del equipo de gobierno no puede ser otro que tener garantizada la financiación de la actuación en su conjunto, que conlleva la reconstrucción completa de barrio y que conlleva, por lo tanto, la de los 15 edificios en la construcción de las edificaciones necesarias para albergar esas mil viviendas», ha agregado González.

El plan para mejorar el barrio se desarrolla en dos fases. La primera, con un coste de 18,1 millones, integra los edificios 1 y 2, con 74 y 120 viviendas respectivamente, cuyos trabajos ya están finalizados. También incluye el edificio 3, con 90 viviendas, con obras finalizadas y en proceso de adjudicación.

Por lo que respecta a la segunda fase, con un coste de 4,6 millones, supondrá la construcción de 55 viviendas con calificación energética tipo B. Está previsto que las obras de este bloque comiencen de manera inminente.

HASTA MIL VIVIENDAS

Una vez finalizada la segunda fase, el barrio de San Antón sumará un total de 339 nuevas viviendas. El objetivo común de las administraciones es culminar la construcción de 1.000 viviendas que sustituyan a los 15 actuales bloques.

La Generalitat y el Ayuntamiento de Elche han firmado sucesivos convenios de colaboración para el desarrollo de la actuación de regeneración y renovación urbana en el barrio, dentro del plan estatal de fomento del alquiler de viviendas, la rehabilitación edificatoria, y la regeneración y renovación urbana. Las obras se realizan a través de la empresa municipal Pimesa.

Debido al elevado estado de deterioro en el que se encontraban las viviendas de esos bloques, la actuación recoge las obras de demolición de los edificios, la construcción de las nuevas viviendas y los trabajos de reurbanización necesarios, así como la ejecución de un programa de realojo y la realización de las funciones de gestión técnica e información a través del equipo.

Hay otras actuaciones como la reforma de la plaza Jardín de Andalucía en el barrio de El Toscar, cuyas obras comenzaron el pasado noviembre y en las que la Generalitat subvencionará 215.000 euros.

Paralelamente, los mecanismos para ampliar el parque público han dado como resultado la adquisición de 34 viviendas en Elche, con un coste de 1,89 millones. Además, está prevista una inversión de 7,5 millones para impulsar una nueva promoción de 75 viviendas de alquiler asequible en el barrio de Los Palmerales a través de un concurso de anteproyectos.

Otra de las actuaciones recientes realizadas en el municipio ha sido la demolición del edificio de la calle Llimoners 21 y 23, en Los Palmerales. Siguiendo con la rehabilitación del barrio, el compromiso de la Conselleria era derrocar los edificios de Llimoners 21 y 23 antes de que finalizara 2021 y así se ha hecho, gracias a una inversión de 184.485 euros.

El deteriorado estado y la conflictividad que se concentraba en estos bloques urgía una solución conjunta entre la Generalitat y el Ayuntamiento que finalmente se dio para desarrollar una intervención coordinada. En este grupo de vivienda pública la Generalitat finalizó un Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) con una inversión de 2,56 millones.