El PP acusa a Puig y Oltra de tener un «pacto de silencio» y el ‘president’ defiende la autonomía judicial

La vicepresidenta enseña una foto de la «cacería» contra ella en la que aparecen Camps, Cristina Seguí y el director de Ribera Salud.

El PPCV ha vuelto a acusar este jueves al ‘president’ y a la vicepresidenta de la Generalitat de tener un «pacto de silencio», por los casos judiciales relacionados con el hermano de Ximo Puig y con el exmarido de Mónica Oltra, y les ha urgido a adoptar responsabilidades políticas como exigían cuando estaban en la oposición antes de 2015.

En la sesión de control en Les Corts, Puig (PSPV) ha recalcado al PP que «no le quepa la menor duda: Este gobierno respeta la democracia desde la a hasta la z y defiende la autonomía judicial». Después, Oltra (Compromís) ha enseñado una foto de la «cacería» contra ella en la que aparecen el ‘expresident’ Francisco Camps; la fundadora de Vox Valencia y denunciante contra ella, Cristina Seguí, y el director de Ribera Salud, Alberto de Rosa.

Durante su intervención, la síndica ‘popular’, Mª José Catalá, ha exigido a Puig que tome cartas en el caso de Oltra, advirtiendo que «hay indicios serios de tapar un caso de abusos sexuales a una menor tutelada por parte de su exmarido». «Y no lo dice la derecha, lo dice un juez», ha subrayado sobre la petición de un juzgado de València de que el TSJCV impute a la consellera de Igualdad por presunto encubrimiento.

La también ‘número dos’ del PPCV ha asegurado que Oltra está «sobrepasada» y Puig «atado de pies y manos» por las presuntas irregularidades en ayudas concedidas a empresas vinculadas a su hermano, Francis Puig, que está citado a declarar por este caso en mayo.

«Lo de su hermano no pinta bien», ha insistido, y ha reprochado que «los que venían a dar lecciones están tapándose mutuamente las vergüenzas». Además, ha preguntado a Puig si la Abogacía de la Generalitat va a personarse en el caso de su hermano, afirmando que «si piensa que todo está bien, no tendrá ninguna duda en hacerlo».

En esta línea, Catalá ha recordado a Puig y a Oltra algunos de sus «mantras» cuando estaban en la oposición y que decían a Rita Barberá y otros cargos ‘populares’, como que los partidos deben tener un comportamiento ético, que las responsabilidades políticas no se pueden asumir solo cuando hay una decisión judicial o que «no se puede tener la cabeza en la gestión y los pies en el juzgado». «¿Dónde está la decencia? ¿Se acuerdan del ‘tornen els diners’?», ha rematado.

LA ABOGACÍA SE PERSONARÁ «CUANDO SEA OPORTUNO»

Como réplica, el ‘president’ ha afeado al PP que lo que más le preocupe en la situación actual sea «si la Abogacía se ha de personar en el caso que hay contra una empresa determinada». «No sufra, en el momento en el que sea oportuno no habrá ningún problema en que la Generalitat se persone», ha añadido.

También ha reiterado que el Consell «en todo momento ha actuado correctamente en esta cuestión» y que el PP «ya ha perdido seis querellas y no tiene proyecto político para la Comunitat». Por contra, ha defendido que «este es un gobierno honrado y sobre todo defiende a las personas».

Así ha rechazado Puig las críticas de «infierno social», destacando que la región ya está por encima de la media europea en inversión social, aunque ha reconocido que todo es mejorable como apuntan los últimos informes del Síndic de Greuges.

OLTRA MUESTRA LA FOTO DE LA «CACERÍA» CONTRA ELLA

Por su parte, Oltra ha señalado en su respuesta que «en toda cacería se ha de seguir la pista del dinero, que en este caso lleva a un camino de rosas con muchas espinas». Desde su escaño ha enseñado una foto en la que aparecen Camps, Seguí y De Rosa en la estación de Atocha.

Ha recordado que Camps nombró al hermano de Alberto de Rosa, Fernando de Rosa, como conseller de Justicia, así como que Ribera Salud ha perdido «ingresos millonarios» por la reversión a gestión pública de departamentos sanitarios en los últimos años, y que la hermana de ambos es Carmen de Rosa, la presidenta del Ateneo Mercantil donde se organizó un acto con la presencia de Teresa, la menor que denunció los abusos de su exmarido. «Unan los puntos», ha dicho.

De Cs, la síndica Ruth Merino ha advertido sobre las quejas al Síndic de Greuges relacionadas con las consellerias de Sanidad e Igualdad en las que «urge abordar muchas carencias». «Ambas consellerias son reincidentes. Ustedes dicen que toman nota, pero no han sido cumplidas las sugerencias», ha criticado.

Puig ha respondido que «el camino por recorrer es largo», pero «no se puede pensar que las grandes transformaciones se van a producir de manera disruptiva» ni «olvidar de dónde venimos». «No nos podemos dar por satisfechos», ha agregado, y ha defendido la institución del Síndic porque supone «calidad democrática».

En la réplica, Merino ha insistido en que el informe es «demoledor» y en pedir las dimisiones tanto de la consellera Ana Barceló como de Mónica Oltra, puesto que ve imposible «obviar las sospechas que recaen sobre la vicepresidenta». «No es ejemplar», ha aseverado.

Ya en la contrarréplica, Puig ha repetido que está demostrado que «el estado social valenciano va a mejor» con «datos que igual le molestan» a la oposición. Respecto al caso del exmarido de Oltra, ha recordado que «la vicepresidenta ha dado explicaciones aquí», en Les Corts, y ha defendido el derecho a participar y discrepar de los procesos judiciales.

El ‘president’ también ha rechazado las críticas de la síndica de Vox, Ana Vega, y su advertencia de que está «obligado» a dimitir y convocar elecciones sin «ningún cambio de cromos» por unos casos que ha dicho que le hacen avergonzarse. «Vergüenza ajena es la que nos hace pasar usted cada vez que sube a la tribuna», ha señalado.

EN ALEMANIA «NO ENTIENDEN» QUE EL PP PACTE CON VOX

Es más, Puig ha asegurado que en su viaje de los últimos días a Berlín a una feria hortofrutícola, «los cargos institucionales alemanes no entendían cómo el PP le da cobijo a la extrema derecha». Ha reiterado que «lo que menos interesa» a la Comunitat ahora es una convocatoria electoral y que Vox está «en la destrucción».

En otra réplica, el vicepresidente segundo, Héctor Illueca (Podem), ha acusado a Vox de intentar convertir el parlamento «en un vertedero» y a su diputado José Mª Llanos de cobrar durante años de un «chiringuito», como publicó hace unos días ‘eldiariocv.es’. Llanos ha pedido la palabra para defenderse, recalcando que «no hay ninguna denuncia» y que en la fundación FUNDAR había «muchos cargos de Compromís y el PSOE».

COMPROMÍS: «NI UN PASO ATRÁS» DE OLTRA

Desde Compromís, Papi Robles ha iniciado su alocución bromeando sobre «cómo está el patio» esta mañana. Y es que la bancada de la derecha ha interrumpido en varias ocasiones a los oradores, hasta el punto que el ‘president’ de Les Corts, Enric Morera, ha advertido: «Es imposible, es una falta de educación, de respeto y formas parlamentarias. Si alguien no se puede contener, que abandone el hemiciclo».

Robles ha aseverado que Oltra no va a dar «ni un paso atrás» frente a la «derecha corrupta» que «tiene mucho miedo de lo que se les puede sacar». «Los jueces tienen que investigar y las personas en política tenemos que dar explicaciones tantas veces como haga falta y donde haga falta», ha aseverado, y ha lanzado un «aviso a los navegantes de la mentira: Fracasarán».

«Fracasarán como con Nomdedéu, con Brancal, con Trenzano y con los concejales del Ayuntamiento de València, fracasarán sus mentiras que acaban en nada, mientras nuestras denuncias acababan en consellers del PP en Picassent», ha recalcado apuntando a varios cargos de la coalición. En su réplica, Puig ha ironizado con que «este es claramente el nuevo PP que no ha venido a insultar».